Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:FRANCIA 28 - ESPAÑA 28 | BALONMANO | Mundial de Suecia

España saca el genio

Los de Valero remontan seis goles ante Francia, la gran favorita

Tres paradas de Sterbik y un cambio a un marcaje mixto a Karabatic permitieron a España remontar seis goles y arañar un empate a Francia, el mejor equipo del mundo, lo que le coloca con tres puntos en la segunda fase. Algo impensable al inicio del torneo, cuando los de Valero Rivera mostraron excesivas dudas. El partido parecía sentenciado cuando, a falta de 10 minutos, los franceses dominaban por 21-27. Pero tal vez un exceso de confianza del grupo de Onesta y básicamente el espíritu inquebrantable del español acabó por cambiar la tendencia.

Fue la tercera vez consecutiva que España empató con Francia. Lo había hecho en un amistoso en 2009 y en el Europeo de Austria 2010. Ahora, Francia llegaba tras haber pasado por encima a Alemania y mostrarse intocable. Y la verdad es que, a lo largo de casi todo el partido, los campeones europeos, mundiales y olímpicos dejaron constancia de por qué han llegado tan lejos. Aunque España estaba jugando bien, la diferencia parecía enorme. Las genialidades de Karabatic, las paradas de Omeyer, la agilidad de Abalo, las aportaciones de Fernández y la eficacia de Barachet y Gille agurejeaban la defensa.

FRANCIA 28 - ESPAÑA 28

España: Hombrados (Sterbik), A. Entrerríos (7), Gurbindo (1), Rocas (4), Garabaya (2), Juanín (1), Morros; Maqueda, R. Entrerríos (2), Parrondo, Ugalde, Iker (4, 3 p.), Aguinagalde (3), Rodríguez (2) y Cañellas (2).

Francia: Omeyer (Karaboue), Barachet (5), B. Gille (2), Karabatic (5), Accambray (1), Abaló (3), Guigou (6, 4 de p.); Fernández (3), Dinart, Joli (1 de p.), Honrubia (1), Junillon, Sorhaindo (1), Roine y Bingo.

Árbitros: Olesen y Pedersen (Din.).

Marcador cada cinco minutos: 1-4, 4-6, 6-9, 9-13, 11-15, 13-18 (descanso). 15-20, 18-23, 20-25, 21-27, 24-28 y 28-28.

Y, sin defensa, había demasiados obstáculos que superar para España, cuya efectividad en el ataque es cuestionable. Las estadísticas ofrecen cifras concluyentes. Mientras la mayoría de los hombres más resolutivos de Francia mantuvieron unos porcentajes de efectividad superiores al 72%, el mejor español, Rocas, estaba en el 70% tras los cuatro primeros partidos. El resto apenas alcanzaba el 60%. De estas cifras quedaban excluidos Krabatic y Abalo, los franceses que más se arriesgan en sus disparos, y Alberto Entrerríos (50%), el único lateral español capaz de sacar las castañas del fuego desde los 10 metros.

Pero Sterbik logró entonarse y Rivera, casi desesperado, cambió la defensa y puso a Ugalde sobre Karabatic. Probablemente ni siquiera él esperaba un resultado tan espectacular. Una parada a Fernández en un contraataque permitió el primer acercamiento. Y luego, el decorado cambió. España sacó el genio, Alberto Entrerríos afinó y Rocas estuvo pletórico, Chema Rodríguez quebró en los uno contra uno y Gurbindo se sumó a la fiesta con un gol.

España arañó un punto al campeón que puede resultar crucial en la segunda fase, en la que va a encontrarse con Noruega, Islandia y Hungría en un grupo que completan Francia y Alemania y en el que los dos primeros se clasificarán para las semifinales.España parte con tres puntos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de enero de 2011