Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El coste de los empleados públicos valencianos es el más alto

Un estudio de FAES alerta del aumento de personal en las autonomías

El gasto medio por empleado público en la Comunidad Valenciana supera al de las otras comunidades autónomas de mayor tamaño, según un estudio publicado por la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), vinculada al PP y presidida por José María Aznar. Así lo recoge el informe Por un Estado autonómico racional y viable, de Julio Gómez-Pomar, Mario Garcés Sanagustín y Gabriel Elorriaga. De acuerdo con los datos que recoge el apartado del que es autor Garcés Sanagustín, cada empleado público tiene un coste (no quiere decir que cobre ese salario) de 20.455 euros, frente a 18.145 en Andalucía, 17.937 en Cataluña y 13.772 en Madrid.

Los datos desmienten las reiteradas afirmaciones del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y de los portavoces del PP valenciano en el sentido de que la Administración valenciana es de las más baratas de España. La estadística publicada en el informe de FAES, elaborada a partir de datos del Ministerio de Economía y Hacienda, refleja que el gasto total del personal del sector administrativo pasó en la Comunidad Valenciana de 3.530 millones de euros en 2004 a 5.567 millones en 2009, mientras que en Andalucía pasó de 7.233 millones a 10.155 millones; en Cataluña, de 4.710 millones a 7.471 millones, y en Madrid, de 2.630 millones a 6.625 millones.

Por lo que se refiere al crecimiento en el número de asalariados del sector público, en la Comunidad Valenciana fue del 16% entre el primer trimestre de 2006 y el primer trimestre de 2010, ya que pasó de 234.000 a 272.000. En Cataluña, el aumento fue del 13,7%, dado que la cifra total pasó de 366.000 a 416.000, mientras que en Andalucía el crecimiento fue del 8%, con una cifra que pasó de 518.000 a 559.000. Por lo que se refiere a Madrid, el porcentaje se quedó en un 5% y la cifra evolucionó de 457.000 a 481.000.

"El análisis dinámico de los últimos cuatro años revela que en las comunidades autónomas se ha producido un incremento de la tasa de empleados públicos de un 29,46%, frente al incremento del 6,70% del Estado", señala el informe publicado por la fundación del PP. "Habida cuenta que desde 2006 hasta 2010 apenas se ha producido ningún incremento significativo del catálogo de competencias transferidas a las comunidades autónomas, parece que encuentra escasa lógica este incremento de recursos, que se ha producido de manera heterogénea entre las diferentes Administraciones territoriales".

Según el trabajo de Garcés Sanagustín, titulado La descentralización autonómica en perspectiva presupuestaria y administrativa, solo Canarias, Galicia y Navarra han reducido su plantilla de empleados públicos, mientras que el resto presentan una tasa al alza que, destaca el informe, llega a representar el 19,63% en el caso de Castilla-La Mancha.

El informe de FAES, que revisa la situación del sistema autonómico a la luz de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut catalán y plantea la necesidad de reequilibrarlo, indica que "en términos cuantitativos, los gastos de personal integrado en órganos y entidades del sector público han experimentado una evolución que se sitúa en una media de intervalo entre el 30% y el 40% en los últimos cuatro años". Un dato que contrasta con el aumento del IPC y los porcentajes regulados anualmente por la Ley de Presupuestos Generales del Estado. "Mientras el legislador estatal situaba el incremento de la masa salarial del conjunto de las Administraciones Públicas en un 12% (de 2004 a 2009)", señala el informe de FAES, "las comunidades autónomas incrementaron su dotación presupuestaria en el capítulo 1 para gastos de personal en un porcentaje próximo al triple de la cantidad dispuesta".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de enero de 2011