Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las defensas piden la nulidad de las escuchas del 'caso Brugal'

Alegan indefensión y vulneración del secreto de las comunicaciones telefónicas

Las defensas del caso Brugal (trama corrupta vinculada al negocio de la basura y el urbanismo en Alicante) afinan, de manera unánime, sus armas jurídicas en pos de la nulidad del sumario y, más en concreto, de la piedra angular de las diligencias: las escuchas telefónicas, sucesivamente prorrogadas desde el inicio de la investigación, en marzo de 2007, hasta principios de 2010. Los abogados de las 17 partes personadas presentarán hoy ante el juez instructor, Carlos San Martín, titular de Juzgado número 3 de Orihuela, un aluvión de recursos a las prórrogas de las escuchas y del secreto del sumario. En sus escritos, los letrados esgrimen dos argumentos básicos: la indefensión de los imputados por la falta seguridad jurídica en el proceso y la vulneración del derecho constitucional del secreto de las comunicaciones telefónicas.

Los cabecillas de la trama son Ripoll, Ortiz y Fenoll, según la investigación

Las defensas presentarán escritos diferenciados a cada uno de los autos de prórroga de las escuchas telefónicas y del secreto del sumario (más de un centenar de resoluciones) y otros de carácter general a la totalidad de la instrucción del sumario.

Uno de recursos, firmado por el abogado que representa al edil del PP de Albatera, Javier Bru, esgrime primero la indefensión creada por la notificación parcial de la causa, bajo secreto del sumario durante "treinta y nueve meses". El segundo pilar del recurso de esta parte incide en la nulidad del auto del juez del 12 abril de 2007 que autorizó las primeras escuchas telefónicas. A juicio del letrado, ese auto y las sucesivas prórrogas vulneran el derecho fundamental, recogido en la Constitución, a la intimidad y secreto de las comunicaciones telefónicas. "No todo es lícito para el descubrimiento de la verdad y el presente procedimiento ha prescindido de las normas constitucionales y de legalidad ordinaria de forma reiterada", precisa el abogado en su escrito. El tercer pilar del recurso es el baile de jueces en la oficina instructora, "lo que hacía que la actuación judicial se limitará exclusivamente a atender las peticiones policiales".

En el caso Brugal hay formalmente 17 imputados. De ellos, 15 fueron arrestados en sendas operaciones policiales en mayo de 2007 y julio de 2010. Entre estos detenidos, están los, según la policía y fiscalía, cabecillas de la trama: José Joaquín Ripoll, líder del PP de Alicante, y los empresarios Ángel Fenoll y Enrique Ortiz. El primer imputado en la causa fue el ex concejal del Centro Liberal de Orihuela, Jesús Ferrández. El último ha sido ex portavoz del PSPV en la Diputación de Alicante, Antonio Amorós, en este caso al admitir el magistrado su personación, en calidad de imputado. No obstante, la nómina de acusados e implicados por la policía y el fiscal supera el centenar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de enero de 2011