Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un diluvio provoca inundaciones y cortes de tráfico en Galicia

Algunos municipios recogen la mitad de lluvia que la media anual española

Las localidades españolas reciben de media una precipitación de 600 litros por metro cúbico al año. En solo tres días, las áreas de Galicia donde más agua cayó recogieron la mitad: 300 litros. La cifra da una idea de la fiereza de las lluvias torrenciales que se suceden desde el miércoles en la comunidad, que han cortado carreteras, desbordado ríos e inundado poblaciones.

Desde el comienzo del temporal, el servicio gallego de emergencias ha atendido unas 600 llamadas, la mitad en la provincia de Pontevedra, la más azotada por la lluvia y el viento. Tres carreteras provinciales seguían cortadas ayer por la tarde, al igual que otras 11 de Lugo.

Poco a poco, los municipios del entorno de Vigo van recuperando la normalidad. Uno de los más afectados fue Cangas, donde las precipitaciones provocaron el desbordamiento de varios riachuelos e inundaciones en bajos y garajes del pueblo. Lo mismo sucedió en Moaña, como consecuencia de la crecida del río A Fraga. En Bueu y Marín, varios locales comerciales resultaron dañados. En este último municipio, 70 ancianos de una residencia tuvieron que ser evacuados y realojados en otros centros de la zona.

70 ancianos de una residencia tuvieron que ser desalojados en Pontevedra

Caldas de Reis, que sufrió hace dos días el desbordamiento del río Umia, seguía ayer en estado de máxima alerta. Las previsiones meteorológicas llevaron al Ayuntamiento a difundir dos bandos: uno para que la población limite su consumo de agua -ya que el intenso caudal del río dañó la tubería que da suministro al municipio de 10.000 habitantes-, y otro para instar a que no se utilicen los garajes y se vacíen los bajos comerciales, informa Elisa Lois. Varios embalses hubieron de evacuar agua para evitar desbordamientos.

El temporal seguirá dejando hoy, previsiblemente, importantes cantidades de agua en Pontevedra, el oeste de Ourense y el sur de Lugo y de A Coruña, donde se pueden llegar a acumular cantidades superiores a los 40 litros por metro cuadrado en 12 horas, según informaron los consejeros de Presidencia de la Xunta, Alfonso Rueda, y Medio Ambiente, Agustín Hernández. Añadieron que la alerta será "máxima" hasta la tarde del sábado, cuando debe remitir el temporal, aunque en términos oficiales se queda en amarilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de enero de 2011