Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

16 saharauis que llegaron en patera a Canarias quieren asilo político

Varios aseguran que participaron en el campamento de El Aaiún

La represión desatada por Marruecos en El Aaiún tras el violento desalojo del campamento de protesta de Agdaym Izik, el pasado 8 de noviembre, ha alcanzado las islas Canarias. Un grupo de 16 saharauis que el miércoles arribó en patera a Fuerteventura pretende solicitar asilo político en España, según manifestaron algunos de ellos a su llegada al archipiélago. Varios aseguran haber participado en las tareas de organización del campamento y añaden que se escondieron desde entonces en la capital del Sáhara Occidental. Además, dicen temer por su integridad física si la policía marroquí da con ellos.

Fatimetu Bouhalla, madre de Ali Bouhalla, de 19 años, integrante del grupo, pidió ayer por teléfono desde El Aaiún que las autoridades españolas acojan a su hijo, porque en el Sáhara no puede vivir. El hermano de Ali, que reside en Lanzarote, afirmó: "Si lo devuelven, la policía lo va a torturar hasta matarlo".

Fuentes jurídicas creen probable que España conceda asilo a los fugitivos. Sin embargo, los partidos políticos discrepan: el senador del PSOE Aurelio Abreu se muestra favorable a la concesión, pero el diputado del PP Manuel Domínguez cree que esa no es la solución.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de enero de 2011