Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:PEDRO SÁNCHEZ | Diputado revelación 2010

"Me gusta ser 'fontanero"

Pregunta. Lleva un año en el Congreso. ¿Ya le ha dado tiempo a revelarse?

Respuesta. Digamos que he tenido iniciativa y he intentado cumplir los trabajos que me han pedido desde la dirección.

P. ¿Esto es como lo imaginaba?

R. Sí, me parece que es una institución viva, muy dinámica, donde la gente defiende con mucha vehemencia y convicción sus ideas, y donde hay más consenso del que parece.

P. Puntería la suya: entrar justo en sustitución de Solbes.

R. Es pura casualidad. Pero reconozco en Solbes a una figura de lo más sólido y solvente que ha tenido la política española. Tuvo la enorme sabiduría de saber el momento en el cual colgar las botas y dar un paso atrás. Rajoy es justo lo contrario.

P. Dicen que su mayor mérito es ser fontanero de José Blanco.

R. Hombre, yo a Pepe Blanco, por seguir con el símil baloncestístico, le veo como el mejor entrenador que tiene el PSOE. Y yo soy uno más dentro de su equipo, formado por gente muy potente y muy sólida.

P. Hablando de fontanería, ¿qué cañerías ve más obstruidas?

R. Hombre, las del PP.

P. No sea previsible. Apunte más cerca de usted.

R. Bueno [ríe], pues probablemente tengamos que explicarnos mejor. Y en eso estamos.

P. No me diga que les va como les va solo porque no se explican.

R. Bueno, pero les está yendo a todos los Gobiernos del mundo igual. Nos podría ir mejor, pero no nos va tan mal como nuestros adversarios desearían. Yo no creo que tengamos ninguna cañería obstruida. Hemos respondido a la crisis económica igual que el resto de países.

P. Veo que se sabe la lección, que me la está colocando y que es usted puro aparato.

R. Ja, ja, ja. Es que yo no me considero aparato, sino un militante que está trabajando y que tiene el enorme privilegio de ser diputado del partido socialista. Si lo que me pregunta es si me gusta ser fontanero, a mí me gusta ser fontanero.

P. ¿Cuál es su llave de paso?

R. La elaboración y redacción de programas electorales. Ahí he aprendido mucho de lo que es la movilización electoral, la participación de los colectivos en la elaboración de un programa.

P. ¿Se fue del Ayuntamiento porque lo del PSOE en Madrid no tiene remedio?

R. Al contrario. Estuve en el Ayuntamiento seis años, y a la gente que nos hemos curtido en la política local se nos nota. Y yo soy diputado por Madrid, y pertenezco a la Ejecutiva regional.

P. Si las encuestas no mienten, el escaño le puede durar tres cuartos de hora.

R. Que me quiten lo bailao.

P. ¿Con su piquito de oro pretende hacer sombra a Rubalcaba?

R. En absoluto. El piquito, uno trata de trabajarlo [risas]. Pero me quedan muchas horas de vuelo para llegar a la mitad del camino que ha recorrido él.

P. Dice que tiene sus ambiciones políticas colmadas. ¡Ande ya!

R. Pues quien me conoce sabe que es así. Estar en el Congreso de los Diputados para mí es la culminación de un sueño.

P. Carme Chacón empezó también jugando al baloncesto y ha llegado a ministra de Defensa.

R. Es que ella vale muchísimo más que yo.

P. ¿Qué señoría se envenena si se muerde la lengua?

R. Esteban González Pons. Él aspira a ser un poli malo, pero se equivoca, porque al final acaba siendo un mal poli.

P. ¿Está con quienes piensan que se empieza hablando de política y se acaba hablando de sexo?

R. Bueno, eh... no tiene por qué. Hombre, echarle un poco de pimienta a la vida no está mal, ¿no?

P. El sexo es la pimienta.

R. Por supuesto.

P. ¿Y usted la usa mucho para cocinar?

R. No, no. Yo hace tiempo que colgué mis botas en eso.

P. ¿Nacer un 29 de febrero es cumplir años solo cada cuatro?

R. Por supuesto. Los míos hay que dividirlos entre cuatro.

P. Dice José Bono que en su secretaría le llaman Pedro el guapo. ¿Cree que es para tanto?

R. En absoluto. Yo a eso le digo gracias, porque, con la que está cayendo, todos los piropos son bienvenidos. Pero creo que en la vida, y en la política, no es tanto la cara, sino dar la cara. Y yo la doy aunque me la partan.

P. ¿Hay alguna diputada que le produzca palpitaciones?

R. Bueno, hay diputadas atractivas. Por ejemplo, Marta Gastón, o Meritxell Batet. Mi debilidad es el PSOE.

P. ¿Cuál ha sido la mayor canasta de su vida?

R. Sin lugar a dudas es personal.

P. ¿Y su peor falta?

R. Que me muerdo las uñas.

P. ¿A quién admira más del Gobierno, aparte del ministro de Fomento?

R. Pues, sinceramente, al ministro de Fomento.

Perfil

Tiene 38 años y dos hijas, y es un político reidor, atildado, dispuesto y entregado a la causa. No parece arriesgado pensar que en el fondo cree que, de no existir José Blanco, habría que inventarlo, aunque en el despacho no tiene fotos dedicadas del ministro. Le sigue gustando jugar al baloncesto, además del esquí, el pimpón, la música -El Último de la Fila, Manolo García, Radio Futura-, el cine, la lectura y su actividad de profesor universitario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de enero de 2011

Más información