Reportaje:PRIMER PLANO

Cómo será 2011 para las empresas

Las compañías españolas encaran otro ejercicio plagado de dificultades

El año que empieza será otro ejercicio difícil para las empresas españolas. El consenso de mercado espera que en 2011 las ventas de las compañías del Ibex 35 crezcan un 5,3% y que el beneficio neto caiga un 3,1%. Esta caída de las ganancias, sin embargo, se debe fundamentalmente a las plusvalías contables que se apuntará Telefónica en 2010 por la compra de Vivo. Sin estos extraordinarios, los expertos prevén que el resultado neto de los grupos del Ibex crezca un 3,7%. Las cuentas seguirán soportadas por una mayor fortaleza de los negocios internacionales dado el todavía débil crecimiento que se espera para las actividades domésticas. En el ámbito financiero, el año estará marcado por la realización de nuevas pruebas de esfuerzo a los bancos y la reorganización de las cajas. A continuación se exponen los retos de las empresas del Ibex.

Los analistas prevén que las ventas del Ibex crezcan un 5,3%

Más información

- Abengoa. Las necesidades de financiación para sus proyectos y el control de la deuda marcarán la política de la compañía. En 2011 deberá despegar la construcción de la planta solar de Arizona. El nuevo consejero delegado, Manuel Sánchez, afronta su primer ejercicio completo.

- Abertis. El fondo CVC se ha convertido en el segundo accionista al comprar el 15,5% a ACS. El rumor de una opa de CVC sobre el 100% ha cobrado fuerza en las últimas semanas. Por otra parte, Abertis podría hacer caja con sus participadas (Atlantia y Brisa). La evolución del tráfico en las autopistas y las oportunidades en la privatización de los aeropuertos, otros aspectos a seguir.

- Acciona. La compañía seguirá aplicando su plan estratégico 2010-2013, que prevé una inversión de 6.500 millones. Los objetivos a cumplir: quintuplicar en cuatro años su resultado bruto y reducir en un 40% la ratio de apalancamiento. Las desinversiones, la caída de la obra civil y el marco regulatorio en energías limpias, otras de las claves.

- Acerinox. Encara 2011 con un equipo directivo renovado. La producción aumentará con la nueva fábrica de Malasia. La segregación del negocio de acero inoxidable de ArcelorMittal reactiva las quinielas corporativas. El cambio euro-dolar y el precio del níquel influirán en las cuentas.

- ACS. Tras superar el 30% del capital de Hochtief, tiene el camino despejado para llegar al 50% con compras en el mercado y consolidar en sus cuentas la empresa alemana. En el caso de Iberdrola, aspira a llegar al 20%, entrar en el consejo y lograr que se eliminen los blindajes. Tras varias desinversiones, le queda culminar la venta de sus activos en energías renovables.

- ArcelorMittal. El 25 de enero, una junta extraordinaria deberá aprobar la escisión de sus actividades de acero inoxidable en una empresa diferente (Aperam).

- Banco Popular. La alianza con Crédit Mutuel para prestar servicios conjuntos a través de un banco de nueva creación se enfrenta a un complejo entorno para la banca doméstica.

- Banco Sabadell. Tendrá que digerir la compra del Guipuzcoano. Además estrenará plan director a tres años, entre cuyos objetivos está elevar en un 33% la productividad de cada oficina, captar un millón de nuevos clientes particulares y 160.000 empresas, y mejorar las ratios de eficiencia y core capital. No se han descartado nuevas adquisiciones.

- Banco Santander. Ana P. Botín deberá pilotar la salida a Bolsa del 20% de la filial británica. Por otro lado, la entidad se ha comprometido a no realizar ni ampliaciones de capital, ni compras de bancos, y a elevar la ratio de capital de máxima categoría del 8,5% al 9%.

- Banesto. Antonio Basagoiti inicia su primer ejercicio completo como presidente tras sustituir a Ana P. Botín. El cambio en la cúpula ha despertado las cábalas corporativas. El reto será seguir siendo uno de los pocos bancos en Europa que en los últimos ocho años ni ha ampliado capital ni ha emitido bonos convertibles.

- Bankinter. El nuevo tándem directivo (María Dolores Dancausa y Alfonso Botín) deberá estudiar oportunidades para crecer de forma no orgánica. La entidad es una de las más necesitadas de capital con la nueva regulación. Por el contrario, su morosidad siempre ha estado entre las más bajas del mercado.

- BBVA. Cerrará la compra del Garanti turco en el primer trimestre de 2011. BBVA deberá demostrar que es capaz de compartir la gestión con el otro accionista (el holding Dogus) y que la operación crea valor para el accionista desde el primer día.

- BME. Las plataformas alternativas intentarán robarle cuota tras la modificación del reglamento de Iberclear. Una incógnita por despejar es si responderá a la competencia con bajas en las tarifas. La reactivación del volumen de negociación y la diversificación más allá de la renta variable, otros de los retos.

- Criteria

. El brazo inversor de La Caixa aspira a seguir elevando el peso del sector financiero internacional en su cartera. Otro foco de atención será la situación económica de Portugal, donde posee el 30% de BPI.

- Ebro Foods. En marzo, la australiana SunRice deberá aprobar la oferta de Ebro para hacerse con el 100%. En España habrá que seguir sus pasos en SOS, a la que ha comprado su negocio arrocero, ha tomado el 10% del capital y ha colocado como consejero delegado a su ex director general.

- Enagas. El gestor del sistema gasista continuará en 2011 con su plan de inversiones para el periodo 2010-2014, que contempla un desembolso total de 700 millones por año.

- Endesa. Se centrará en aplicar su plan estratégico 2010-2014, que contempla más de 1.000 millones de euros en ahorro en 2012, una inversión de 10.500 millones en el periodo y el incremento del Ebitda desde los 6.600 millones previstos para 2011 hasta los 7.400 millones en 2014. Atención a los temas regulatorios.

- FCC. La compañía proseguirá con su transformación (mayor diversificación, más internacionalización y mayor eficacia) para capear un entorno con una fuerte caída de las licitaciones de obra pública en España. Otra clave en su actual estrategia son las desinversiones (ha vendido su negocio de ITV y de aparcamientos).

- Ferrovial. La compañía ha estado centrada en el saneamiento de sus cuentas y en la reducción y abaratamiento de su deuda. Los expertos esperan que en 2011 la compañía pueda obtener fondos adicionales con alguna desinversión nueva.

- Gamesa. En la presentación del plan estratégico 2011-2013 rebajó la previsión de ventas para 2011. También anunció una rebaja del 30% en los costes en este trienio y que el grueso de las inversiones futuras se dirigirían a EE UU, China, Brasil e India.

- Gas Natural. La clave será la resolución del Tribunal Federal de Suiza sobre la impugnación hecha por Gas Natural acerca de la resolución del laudo que daba la razón a Sonatrach en la controversia que mantenía con la empresa española sobre la revisión del precio de los contratos de suministro de gas desde Argelia.

- Grifols. La autorización de las autoridades de competencia estadounidense de Talecris es fundamental para la compañía en 2011. De momento, Grifols ya ha firmado contratos de préstamo por 3.500 millones de dólares para financiar la operación.

- Iberdrola. Desde el punto de vista de sus resultados, el impacto regulatorio en su negocio (elevado peso en generación nuclear e hidráulica) podría verse compensado por su exposición a áreas de crecimiento (renovables) y su diversificación internacional. Desde el punto de vista corporativo, ACS está incrementando su presencia en el capital de la eléctrica, mientras Iberdrola hace lo propio en Gamesa.

- Iberdrola Renovables. La empresa estará pendiente de EE UU, donde de momento no hay acuerdo para firmar el proyecto de ley (Energy Bill) que debería prorrogar más allá de 2012 las ayudas a las renovables. La compañía prevé invertir 7.500 millones en el periodo 2010-2012.

- Iberia. Por fin, tras más de dos años de negociaciones, los accionistas de Iberia y British Airways han aprobado la fusión. Las acciones del nuevo grupo, International Airlines Group, empezarán a cotizar el 24 de enero. La bicefalia en la dirección (Antonio Vázquez y Willie Walsh) se pondrá a prueba.

- Inditex. La empresa deberá decidir qué hace con tanta caja (más de 3.000 millones de euros). En 2011 proseguirá con su apertura de tiendas, principalmente en Asia. También introducirá su modelo de negocio por Internet en nuevos países. En España, el consumo está débil, pero el grupo sigue ganando cuota de mercado.

- Indra. En su cartera de pedidos al cierre del tercer trimestre de 2010 existían ya registradas más de 1.000 millones de ventas a ejecutar en 2011. El recorte de gasto en las Administraciones será un aspecto a seguir, puesto que el 60% de sus ingresos está expuesto al sector público a nivel mundial.

- Mapfre. Deberá culminar la opa para hacerse con el 100% de Funespaña. Además, el nuevo curso pondrá a prueba su recién lanzada filial por Internet (Verti) para competir en el bajo coste. La reestructuración de las cajas de ahorros podría abrir un proceso de concentración en el sector de seguros.

- OHL. La empresa ha sacado a Bolsa su filial mexicana en un paso más en su transformación de constructora doméstica a gestor global de infraestructuras. Este cambio exige inversiones, por lo que OHL ya ha anunciado que será un emisor recurrente de bonos. En su acceso a los mercados de capitales ayudaría una mejora de la calificación crediticia.

- Red Eléctrica. El plan estratégico 2010-2014 prevé una inversión media anual de 800 millones de euros y se compromete a lograr un crecimiento de doble dígito en el beneficio y en el dividendo. El Estado, a través de la SEPI, tiene un 20% del capital y podría deshacer en parte su participación si necesita hacer caja. Los riesgos regulatorios son menores que para el resto de eléctricas.

- Repsol. La venta del 40% de su filial brasileña a la petrolera china Sinopec le ha reportado unas plusvalías de 2.860 millones de euros que le permitirán autofinanciar sus inversiones en Brasil. Además, la compañía irá reduciendo su exposición a Argentina con la venta de hasta un 15% de YPF (ya ha colocado el 3,3%).

- Sacyr Vallehermoso. La empresa afrontará 2011 con los recursos obtenidos tras la ampliación de capital para reforzar sus fondos propios y reducir su deuda. Las desinversiones de su participada Repsol podrían suponer mejoras en el dividendo.

- Técnicas Reunidas. Su elevada cartera de pedidos otorga visibilidad a sus resultados. La buena posición financiera de las petroleras y una estimación de precios del crudo elevada deberían suponer nuevos contratos.

- Telecinco. Completada la ampliación de capital para absorber Cuatro, la cadena deberá iniciar el proceso de integración con el que obtener sinergias.

-Telefónica La digestión de la compra del 50% del grupo brasileña Vivo que no tenía a Portugal Telecom y la consecución de las sinergias previstas serán unas de las tareas de la operadora. La compañía mantiene sus objetivos contenidos en su plan estratégico, incluyendo un dividendo de al menos 1,75 euros en 2012.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0002, 02 de enero de 2011.

Lo más visto en...

Top 50