Rosell nombra ocho vicepresidentes en la CEOE y excluye a su rival electoral

El presidente de la patronal recibe críticas por la composición del equipo

"Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie". El aserto de Giuseppe Tomasi de Lampedusa, autor de El Gatopardo, zumbó ayer más de una vez y desde más de una voz en los oídos de Juan Rosell al conocer la junta directiva de la CEOE la composición del equipo presidencial y de la comisión ejecutiva. Entre los nombramientos destaca el del presidente de la patronal madrileña CEIM, Arturo Fernández, como vicepresidente primero. Figuran, además del presidente de Cepyme (Jesús Terciado) por imperativo estatutario, empresarios que dieron su respaldo: Rafael Ferrando (Comunidad Valenciana), Jesús Morte (Aragón), Javier Ferrer (vicepresidente de la poderosa Confemetal tras la renuncia del veterano presidente Carlos Pérez de Bricio) y Juan Gaspart (representante de Fomento del Trabajo). También están otros cuya organización no se decantó expresamente como Juan Lazcano (Construcción), Pilar González de Frutos (Seguros) y Jesús Serafín (Alimentación y Bebidas), pero imprescindibles para Rosell.

Herrero y Banegas estarán entre los 46 miembros de la comisión ejecutiva

El nuevo presidente de la patronal tendrá que demostrar a los que ayer le tacharon de inmovilista que su promesa de revitalizar e impulsar la organización sigue en pie. Todo depende del estímulo que logre al diálogo social y las relaciones con el Gobierno; pero de las críticas a su primer paso en la patronal se habría librado de haber nombrado solo tres vicepresidentes, como era su deseo inicial ("quiero un equipo reducido porque pretendo consensuar todas las decisiones", manifestó a este periódico). Sin embargo, ha provocado muchos agravios comparativos al haber dejado las 21 vicepresidencias que había en la anterior etapa en ocho.

Se han quedado fuera, además de Andalucía y Tecnología (de los opositores Santiago Herrero y Jesús Banegas), el sector eléctrico o la banca, entre otros, que se preguntan las razones de que estén otros y ellos no. Es llamativa la catarata de reprobaciones del sector turístico por la presencia de Gaspart, que no es presidente de ninguna organización y aparece en representación de Cataluña. Precisamente, hay mucho peso catalán, valenciano, aragonés y madrileño; pero nada del norte y sur.

Tampoco se ha salvado de reproches de organizaciones minoritarias por no haberles hecho ningún guiño más allá de la presencia de Cepyme, y de no dar entrada a la oposición (35% del voto electoral) y apenas reflejarla en la comisión ejecutiva pese a sus promesas contrarias ("aquí somos todos necesarios", dijo).

Herrero y Banegas sí estarán en esa comisión, en la que no llegan a la decena de seguidores entre los 46 miembros (38 y las vicepresidencias) y solo tres mujeres. Rosell, por si acaso, ha dejado vacante una vicepresidencia. Fuentes próximas a Herrero han asegurado que no ha habido ningún contacto estos días. Algunas interpretaciones lo señalan más como una maniobra de distracción para mantener tranquilo al colectivo ante una posible incorporación futura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 29 de diciembre de 2010.

Lo más visto en...

Top 50