Crónica:
Crónica
Texto informativo con interpretación

Mireia Belmonte recobra el brillo

La nadadora gana en 44 minutos dos oros en los Mundiales en piscina corta de Dubái

44 minutos. Eso es lo que tardó ayer Mireia Belmonte en conseguir dos medallas de oro en los Mundiales de natación en piscina corta de Dubái, en 200 mariposa y 400 estilos. De la última vez que se subió a lo más alto de un podio internacional hacía dos años y dos días. Fue también en piscina corta, en los 400 estilos del Europeo de Rijeka, en Croacia. Muchos esperaban que la nadadora española que conseguía grandes marcas como júnior, doble campeona mundial de la categoría en 2006, brillaría en el pasado campeonato de Europa, tras los tropezones de 2008 en los Juegos de Pekín y de 2009 en el Mundial de Roma. Pero el Europeo de agosto tampoco fue su momento. No pudo revalidar su oro en los 200 estilos, se quedó fuera de la final de los 400 y acabó el campeonato sin subirse a ningún podio.

Más información
Mireia Belmonte, nuevo récord nacional de 400 mariposa
Villaécija y Belmonte, oro y plata en los 800 libres

Aquella chica temblorosa de agosto es la misma que mordía ayer sus oros en el podio. Los sostenía fuerte entre sus manos rematadas con unas cuidadas uñas de porcelana. Sonreía. Ayer fue su día. Con 20 años recién cumplidos, ganó las dos finales que nadó y los problemas de siempre pesaron menos que nunca.

En la final de los 200 mariposa, la primera que nadó, fue la tercera en reaccionar, empezó floja, y fue la penúltima durante los primeros 100 metros. Parecía que la historia del verano se iba a repetir, pero sorprendió con la fuerza de su sprint y atravesó los últimos 50 metros y a sus rivales en 31,58 segundos. Como una bala, Mireia remontó cinco puestos y pasó de estar lejos del podio a llevarse la carrera con récord del campeonato (2m 3,59s). Casi tres cuartos de hora después, repetía gesta en los 400 estilos. Salió tarde, fue la penúltima en reaccionar e hizo un flojo tramo a espalda, su punto débil, pero remontó en la braza y volvió a ganar una medalla menos de una hora después de la primera. Ambas fueron récord del campeonato y esta última, además, bajó la marca europea a 4m 24,21s. Es el primer récord continental que se bate en estos Mundiales y la catalana se lo ha bajado a sí misma. Las dos preseas de Belmonte sitúan a España en lo más alto del medallero de estos Mundiales que se prolongarán hasta el domingo.

La primera jornada de natación en Dubái también dejó el único récord mundial que se ha batido tras la prohibición este año de los bañadores plásticos impermeables. Las protagonistas fueron las nadadoras del relevo chino de 4x200, que bajaron de 7m 38,90s a 7m 35, 94s la marca que estableció en 2008 el equipo holandés.

Mireia Belmonte nada durante la clasificación para la final de los 400 estilos, en diciembre en Dubái.
Mireia Belmonte nada durante la clasificación para la final de los 400 estilos, en diciembre en Dubái.EFE
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS