Reportaje:

Alegoría de la libertad de la mujer

Karen Knorr gana el premio Pilar Citoler con una foto de su serie sobre India

La fotógrafa Karen Knorr ha ganado el quinto Premio Internacional de Fotografía Pilar Citoler. La propia Citoler, importante coleccionista de arte y presidenta del jurado, reconoció el valor de la imagen premiada, titulada Flight to freedom (Vuelo a la libertad), pues es "capaz de aludir a un exotismo limpio de frivolidad, mediante una singular lectura que la inscribe plenamente en la modernidad", dijo la responsable del galardón.

La fotografía, que se ha llevado los 15.000 euros del premio, forma parte de una serie que Knorr realiza en India. Su título es India song (Canto de India) y fue iniciada en 2008. La obra pivota en torno a la idea de la herencia histórica y el mestizaje cultural. Y ello se comprueba en este trabajo, pues se desarrolla en una región india, Rajastán, en la que se mezcló la cultura islámica, mongol e hindú. Esa búsqueda por la realidad híbrida también la ha encontrado en Europa y le ha hecho fijarse en regiones como Andalucía, de donde recuerda la arquitectura mudéjar de sus viajes por Córdoba, Granada o Sevilla.

La fotógrafa se adentra en las relaciones entre sexos de una casta

"Ahora, lo que estoy haciendo en India entronca un poco con los trabajos que hice al comienzo de mi carrera, en la década de los ochenta. Entonces, traté de reflejar el ambiente de la alta burguesía inglesa, de Londres, con cierta ironía y humor", explicaba ayer Knorr por teléfono.

"Con India Song trato de hacer un trabajo complejo sobre la casta superior de cultura Rajput, de Rajastán. Me centro en la posición de los hombres y las mujeres en esa casta. Y utilizo, como lugares simbólicos, las habitaciones de los palacios para cada sexo. Espacios que eran llamados zananas, en el caso de las mujeres", dijo, en un claro castellano, Karen Knorr. La fotógrafa, aunque nacida en Fráncfort (Alemania) en 1954, tiene pasaporte estadounidense y se crió en Puerto Rico, de donde ha heredado un español de acento latinoamericano.

Los animales que aparecen en las fotografías de esta serie, incluida la garceta blanca que protagoniza la imagen premiada, son para Knorr, elementos alegóricos. "El ave es como la mujer que se va, que marcha y emprende el vuelo a la libertad, de ahí el título. Porque esa garceta que simboliza la libertad de la mujer se encuentra un sitio, la estancia de un palacio, que representa absolutamente lo contrario. Aunque sea un lugar bello, interesante y, en definitiva, fascinante", afirma la artista.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El trabajo de la fotógrafa combina la tradición con las nuevas tecnologías. Arquitectura y fauna están retratadas en momentos diferentes. Por un lado, los elementos de fondo, se toman con ópticas y negativos especiales de gran formato para conseguir plasmarlas fielmente en una imagen plana. Para los animales -que están vivos-, por el contrario, se usa una cámara y una técnica distinta, aunque tratando que la luz y el ambiente combinen con la fotografía anterior. Ambos elementos los une Karol Knorr con ayuda del ordenador y del programa de tratamiento de la imagen Photoshop. "Con estas técnicas trato de hacer algo bello para hablar de ideas bastante complejas", comenta. La fotografía ganadora y las otras nueve finalistas serán protagonistas de una exposición en febrero.

Pilar Citoler, junto a la obra ganadora, <b><i>Flight to freedom,</b></i> de Karen Knorr.
Pilar Citoler, junto a la obra ganadora, <b><i>Flight to freedom,</b></i> de Karen Knorr.F. J. VARGAS

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS