Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JAVIER GÓMEZ-NAVARRO | Presidente del Consejo de Cámaras

"Nos jugamos la supervivencia"

Javier Gómez-Navarro (Madrid, 1945), presidente del Consejo Superior de Cámaras y ex ministro de Comercio socialista, está "despistado y estupefacto" por la decisión del Gobierno de eliminar la cuota cameral permanente que pagan las empresas. La medida pone en el disparadero a las 88 Cámaras de Comercio españolas que prestan servicios a medio millón de pymes.

Pregunta. ¿Han recibido ustedes un duro golpe del Gobierno?

Respuesta. El Gobierno es muy libre de tomar decisiones, pero cambiar de repente de modelo tras 125 años de historia no parece lo más adecuado. Creo que las cosas se pueden hablar y se debería sopesar el impacto de las decisiones para no perjudicar a las 500.000 empresas pequeñas y medianas para las que trabajamos.

P. ¿Lo considera una decisión improvisada?

R. No quiero hacer ese juicio de valor, pero sí quiero decir que ninguno de nosotros lo sabía. Me enteré por un diputado y me cogió totalmente por sorpresa.

P. ¿A quién atribuye la decisión?

R. No sé quién lo ha decidido, pero está dentro de la responsabilidad de la vicepresidenta económica.

P. ¿Tiene alguna esperanza de que a última hora haya algún cambio en la redacción final?

R. Si se tramita en un paquete como decreto ley, lo tendremos complicado. Si se tramita como ley, se puede retocar a través de enmiendas. Por eso estamos hablando con el PSOE y con el PP, porque nos jugamos nuestra supervivencia como modelo.

R. ¿La medida puede hacer desaparecer un buen número de Cámaras?

R. Si sigue adelante como está sin un periodo de adaptación será difícil que sobreviva el 50% de las Cámaras. Si hay que cambiar el modelo hacia la adscripción voluntaria de las empresas, como ocurre en los países anglosajones, debe replantearse todo el entramado para ofrecer los servicios a las empresas que lo soliciten.

P. ¿Qué supone el cambio en términos económicos?

R. Las Cámaras tienen un presupuesto anual medio de 500 millones, de los que 300 proceden de las cuotas. De los tres millones de empresas que hay en España, el 53% no paga nada. Otro 22% paga menos de 20 euros al año. Unas 35.000 empresas aportan los dos tercios de los ingresos, a razón del 0,07% de sus beneficios fiscales.

P. Usted ha reconocido que 2,5 millones de empresas no reclaman sus servicios.

R. Es cierto. Y de esas, un millón de empresas no paga nada. Damos servicio tanto en internacionalización, formación, ventanilla única, gestión personalizada a través de nuestros 450 puntos de atención, la mayor red capilar de servicios de España. Esas empresas serán las grandes perjudicadas.

P. El Gobierno dice que quiere apoyar a las pymes.

R. Por eso nos parece una decisión precipitada y contradictoria con la filosofía del Ejecutivo. Damos servicio a las empresas que tienen que salir al exterior, mejorar en innovación, abrir nuevos mercados, formar a sus empleados. Las Cámaras hacen una gran labor de apoyo a las pymes. Redistribuimos los recursos que aportan las grandes empresas hacia las pequeñas.

P. ¿No cree que ni las empresas ni la sociedad saben bien cuál es su papel?

R. Posiblemente no hemos sabido explicar nuestra labor y por ello muchas empresas no reclaman nuestros servicios. Por supuesto que tenemos cosas que mejorar, pero dentro de un proceso de negociación; no cambiando un modelo de repente, sin medir sus consecuencias.

P. A veces se ha criticado el corporativismo del sector, en defensa de determinados intereses.

R. No defendemos intereses corporativos ni lo hemos hecho nunca. La presidencia de las Cámaras no es un cargo retribuido.

P. Si se elimina la cuota obligatoria, ¿qué salidas de financiación ve para las Cámaras?

R. Si las Cámaras desaparecen, los servicios que prestan los tendrán que asumir las comunidades autónomas, lo que repercutirá en las cuentas. Hay muchas Cámaras, como la de Gijón o Zaragoza, que son propietarias de ferias u otras entidades que generan ingresos complementarios.

P. ¿No considera que tras 125 años de existencia el modelo cameral de pago de cuotas puede cambiarse?

R. No estamos cerrados a nada. De todos modos, el sistema español es igual al de Alemania, Francia, Italia, Austria y Grecia. El modelo se ha renovado continuamente. Y desde 1993 funciona de forma ágil y adecuada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de diciembre de 2010