Necrológica:Perfil
i

Antonio García Borrajo, aviador republicano

Tras la Guerra Civil, fue abogado de Derechos Humanos en Estrasburgo

Aviador del bando republicano, piloto de la fuerza aérea británica (la RAF, en inglés), miembro de la Resistencia francesa, perseguido por la Gestapo, encarcelado y abogado de Derechos Humanos en Estrasburgo, Antonio García Borrajo falleció en Madrid, su ciudad natal, el pasado 12 de noviembre a los 92 años.

Estudió en la Universidad Central los cuatro primeros cursos de Derecho. En 1934 solicitó ser soldado voluntario de aviación y se inscribió en el curso de piloto civil, estudios que interrumpió por el estallido de la Guerra Civil. Desde el 18 de julio tuvo una destacada participación en la aviación republicana. En agosto fue ascendido a cabo y participó en los combates terrestres del frente de Aragón.

En Santiago de la Ribera (Murcia) obtuvo el título de piloto militar y ascendió a sargento. Fue destinado a Azuqueca de Henares, desde donde participó en la batalla de Guadalajara y en la defensa de Madrid.

Enviado al norte, a causa de las peticiones desesperadas de aviones del lehendakari Aguirre, su acción más importante fue el bombardeo del acorazado España el 31 de marzo de 1937, pilotando un Breguet XIX. Le hirió la artillería antiaérea y tuvo que hacer un aterrizaje forzoso. El 30 de abril, cerca de Santander, pilotando un Gordou Lesseurre, volvió a bombardear al España, y aunque no le alcanzó, al navegar a toda máquina y en zigzag el barco chocó con una mina y se hundió. Ascendió a teniente.

Cayó prisionero el 30 de marzo de 1939. Fue liberado el 27 de marzo de 1940 y obligado a incorporarse al Ejército del Aire como soldado forzoso. Al empezar la II Guerra Mundial fue captado por el mayor Holland de la RAF para participar en la batalla de Inglaterra. Desde Francia, y a través de España, logró llevar a Gibraltar a 69 aviadores, casi todos británicos.

Pero fue capturado por la Gestapo en Barcelona y condenado a 30 años de prisión después de ser conmutada una pena de muerte. Estuvo en la cárcel en España desde el 14 de agosto de 1941 hasta el 8 de junio de 1948. Fue liberado por las presiones de André Malraux y del líder derechista Georges Bidault, compañeros suyos en la Resistencia francesa. Terminó Derecho y se doctoró. En 1951 se exilió en Francia y fue consejero jurídico de Emilio Herrera Linares, impulsor de la ingeniería aeronáutica en España y presidente del Gobierno republicano en el exilio. Como abogado en Estrasburgo en asuntos de Derechos Humanos alcanzó gran prestigio.

La República le concedió la medalla de la Lealtad y Francia, la medalla Militar y la Legión de Honor, que le impuso el presidente Mitterrand el 31 de diciembre de 1989.

José Manuel Riesgo es historiador.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 03 de diciembre de 2010.