Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:TALENTOS QUE ARRIESGAN

Una farmacéutica nacida de la nada

Gadea es una de las pocas empresas del mundo que fabrica corticoesteroides

Hasta 1991, Gerardo Gutiérrez, hoy presidente y director general de Gadea Pharmaceutical Group, siempre había trabajado para terceros, para multinacionales químicas y farmacéuticas. "Llevaba 13 años en ello, había hecho un MBA y, aunque siempre había sentido casi como algo genético que tenía que montar mi propia empresa, la idea de convertirme en empresario recién acabada la Universidad me parecía descabellada. Creo que antes de trabajar por cuenta propia hay que hacerlo por cuenta ajena", dice.

Y así lo hizo hasta que decidió poner sobre los conocimientos adquiridos y los contactos obtenidos los cimientos de su empresa. "Primero monté una consultoría llamada Ragactives, con la que trabajé para casi todas las farmacéuticas y químicas que hay en España. Luego, en 1993, me lie definitivamente la manta a la cabeza. Hipotequé mi casa para comprar equipos de laboratorio, alquilar una nave en San Fernando de Henares (Madrid) y empezar a contratar trabajadores".

Ejemplo de innovación, Gerardo Rodríguez empezó su segunda etapa empresarial desarrollando servicios para empresas químicas y farmacéuticas. "Pasaron tres años, hasta que en 1996 decidimos dar otro salto mortal, como fue venirnos al Parque Tecnológico de Boecillo (Valladolid) y constituir Crystal Pharma", única empresa fabricante de corticoesteroides existente en nuestro país y una de las pocas del mundo. "Y es que en San Fernando, aunque el negocio era estable, no terminábamos de arrancar, de crecer a buen ritmo. Vimos claro que teníamos que encontrar un nicho de mercado en el que desarrollarnos".

Recuerda aquel segundo paso como el más difícil todavía "por costes, no nos podíamos permitir contratar a trabajadores que ya estuvieran formados, así que no nos quedó otra que arrancar con una plantilla de 19 personas, de las que yo era el único que tenía experiencia, y para 16 era el primer trabajo de su vida". Hubo suerte. Crystal Pharma nació en febrero, trabajando a tres turnos desde el primer momento. "Un empresario sabe en el primer año de actividad si su empresa ha enganchado o no en el mercado. Nosotros, a finales de 1998, ya teníamos un buen ritmo de crecimiento. Y hasta hoy", dice Gutiérrez.

Supo que centrarse en los esteroides, "un mercado que supone el 6% del negocio mundial de medicamentos", obligaba a una continua apuesta por la innovación, "aunque nosotros contábamos con la ventaja de tener un cierto conocimiento en este campo y, además, tampoco teníamos que hacer una inversión muy alta para arrancar". Sin ningún interés por los esteroides como producto de gimnasio, pues "tiene muy poco valor añadido", Crystal Pharma ha desarrollado procesos tan críticos "y delicados" como montar instalaciones de cristalización estéril de esteroides. "Esa es la forma en la que los esteroides pueden ser utilizados como soporte para la administración de algunos medicamentos, entre ellos los que se emplean como antiinflamatorios en enfermos de artritis, asma o dermatitis. Dedicamos el 8% de nuestra facturación a I+D, además de a 31 personas de nuestra plantilla (de 171)".

La industria farmacéutica mundial es un mercado de gigantes entre los que, siendo medianos, no es fácil sobrevivir. "Las grandes compañías prefieren externalizar la producción de esteroides, que son un producto importante para su cuenta de resultados, y ahí entramos nosotros". Ahí y en las parcelas en las que están presentes las restantes compañías que conforman Gadea Pharmaceutical Group: Cyndea, dedicada a la fabricación de medicamentos terminados; Ragactives, centrada en la elaboración de principios activos para tratamientos oftalmológicos, y Solea, empresa que opera una fábrica en Malta que también produce componentes activos, "allí se han instalado otras farmacéuticas que, como nosotros, buscan aprovechar un sistema de patentes más flexible que el español", reconoce. Es evidente que a este emprendedor la apuesta por el riesgo le ha salido rentable y un 90% de la facturación de la empresa que preside procede del exterior.

Perfil

- Gerardo Gutiérrez, presidente de Gadea, es licenciado en Química y se enamoró de los procedimientos químicos cuando, siendo estudiante, supo el reto intelectual que suponía trabajar en un laboratorio.

Proyectos

- Aumentar la presencia internacional de la compañía, fortaleciendo su posición en China, donde Gadea Pharmaceutical Group tiene oficina comercial, y desarrollar productos de marca propia fabricados por Cyndea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de noviembre de 2010

Más información