Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:EL GRAN CLÁSICO | Faltan dos días: las figuras

Guerra de marcas

El duelo en el campo se libra también en los despachos de las grandes marcas publicitarias del planeta. Messi y Cristiano Ronaldo son dos de los tres mayores iconos del fútbol mundial y, junto a David Beckham, también los mejor retribuidos. Los datos más recientes se remontan a marzo pasado y están avalados por la revista France Football. En la clasificación elaborada por la publicación francesa, que tiene en cuenta tanto los salarios como los contratos de publicidad y derechos de imagen, Messi era el que más dinero ingresaba: 33 millones de euros al año; Beckham, el segundo: 30,4 millones, y Cristiano, el tercero: 30 millones.

El mano a mano entre Messi y Cristiano se produce en todos los frentes, empezando por uno de los más tangibles: el de dos grandes multinacionales estrechamente relacionadas con el deporte. El argentino es la imagen de Adidas mientras que el portugués es la de Nike. Desde los más famosos refrescos (Messi está ligado a Pepsi y Cristiano a Coca-Cola), pasando por relojes (el argentino luce Audemars Piguet y el portugués Time Force) e importantes firmas de ropa (el delantero azulgrana viste Dolce&Gabana y el madridista Armani), hasta todo tipo de firmas comerciales libran la batalla a través de los dos mejores futbolistas.

"Cristiano cumple uno a uno todos y cada uno de los requisitos que convierten a un hombre en un héroe: su humildad de origen, su gran e innegable talento deportivo, su atractivo con las mujeres y el orgullo", dice Julieta Paris, psicóloga deportiva y antropóloga. "Messi es carismático, pero la belleza y el aspecto físico también son muy importantes. Respecto a él, CR7 tiene ese algo dionisiaco que se convierte en una variable más que suma en esa admiración/envidia que despierta". Frente a esa afirmación, se contrapone la de quienes consideran que el exquisito comportamiento de Messi dentro del campo, la habitual ponderación en sus declaraciones e incluso su timidez son factores que también enganchan a muchos aficionados.

Según los datos que maneja la consultora Personality Media, Cristiano es la sexta persona vinculada al deporte más conocida en España, dos puestos por delante de Messi. En esa lista, el primer lugar lo ocupa Fernando Alonso por delante de Rafael Nadal e Iker Casillas. Beckham es el cuarto; Pau Gasol, el quinto, y Diego Maradona, el séptimo. En cambio, Messi está claramente por delante de Cristiano en términos de valoración, concepto que engloba multitud de parámetros tales como la naturalidad, la cercanía o la confianza que transmite.

La calidad que ambos despliegan sobre el rectángulo de juego les otorga un carisma y un ascendente también fuera de él. Y ambos clubes, Barça y Madrid, Madrid y Barça, defienden su manera de ser y expresarse. Encarnan el barcelonismo y el madridismo, el antagonismo deportivo por excelencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de noviembre de 2010