Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES CATALANAS | Faltan 4 días

Herrera exhibe su ecologismo y recuerda el 'entierro' del trasvase del Ebro

En medio del puente que une Sant Jaume d'Enveja con Deltebre, inaugurado hace dos meses por José Montilla, el líder de Iniciativa-Esquerra Unida, Joan Herrera, destapó sus esencias ecologistas para recordar que el proyecto del trasvase del Ebro, que impulsó el PP para abastecer de agua a la Comunidad Valenciana está totalmente enterrado.

Fue una de las primeras medidas que adoptó Zapatero al llegar a La Moncloa en 2004, atendiendo al clamor de las gentes de las comarcas del Ebro, y Herrera lo sacó a relucir ayer con el río de fondo. Y enumeró los logros del tripartito y la aplicación de la llamada "nueva cultura del agua": ahorro del consumo, reutilización del agua, recuperación de acuíferos y prohibición de trasvase entre cuencas, además de la construcción de desalinizadoras.

Frente a eso, Herrera recordó que CiU proponía entonces el trasvase del río Ródano y reivindicó su partido como el único que defiende estos planteamientos. Junto a Juantxo López de Uralde, ex director de Greenpace España, Herrera aseguró que la crisis económica no puede ser una excusa para no hablar de ecologismo, sino que precisamente porque hay crisis es necesario plantear medidas de ahorro energético, fomentar las energías renovables e impulsar el uso del ferrocarril.

López de Uralde no soltó prenda sobre si su nuevo partido, Equo, comparecerá a las elecciones legislativas de 2010 coligado con Izquierda Unida o Iniciativa-Verds. "He venido a apoyar a Herrera. Para lo demás queda mucho tiempo por delante, ya hablaremos", zanjó. López de Uralde es uno de los 55 firmantes de un manifiesto de personas del mundo de la cultura y otros ámbitos que viven fuera de Cataluña y que aseguran que votarían, si pudieran, por el presidenciable de ICV-EUiA

Cambio climático

Herrera, a lo suyo, recordó que ahora se emplean 2 horas y 15 minutos en viajar en tren de Tortosa a Barcelona, tiempo que quedaría reducido a 80 minutos si se hubiera invertido en líneas férreas convencionales que circulan a 250 kilómetros por hora. También explicó que no basta con haber desterrado el trasvase del Ebro, sino que ha de exigirse al Gobierno de Aragón que limite las concesiones de riego para recuperar el caudal del río, y añadió que deben combatirse los efectos del cambio climático para que las tierras del delta no desaparezcan por la subida del nivel del mar.

A CiU y el PSC reclamó que firmen por escrito su rechazo al cementerio nuclear de Ascó porque "siempre pueden decir que el acuerdo del Parlament fue de otra legislatura".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de noviembre de 2010