Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

23 gallegos detenidos en el mayor golpe al narcotráfico

En Vigo, Gondomar y Porriño se concentró la redada policial que permitió la detención de 23 presuntos integrantes de la red más potente dedicada al tráfico de cocaína y blanqueo de dinero que operaba en Galicia como intermediaria de una organización dirigida desde Madrid por miembros de cárteles colombianos y mexicanos. Los detenidos ya han pasado a disposición del juzgado número 4 de Vigo. En esta operación, en la que participó el grupo Greco de Galicia, fueron detenidas otras 27 personas en España y Argentina.Entre las personas arrestadas figura el máximo responsable de la organización, Nicolás Rivera, de 50 años y nacionalidad mexicana. La célula gallega estaba dirigida por el empresario David Temes Arnosi, de 33 años, ya detenido en la primera fase de esta operación conocida policialmente como Manzanas blancas. Hermano de la concejala de Urbanismo en el Ayuntamiento de Mos, Temes había realizado recientemente importantes operaciones inmobiliarias que podrían estar relacionadas con el blanqueo de dinero de la organización y que están siendo investigadas por la policía. Su alto poder adquisitivo, la acumulación de empresas en poco tiempo y sus continuos viajes a Sudamérica son un reflejo del dinero que manejaba una red cuyo responsable, Nicolás Rivera, gastaba mensualmente un promedio de 60.000 euros, según fuentes policiales.

En México residía habitualmente David Temes y desde allí coordinaba los envíos de cocaína en contenedores de manzanas que llegaban en pequeñas partidas al puerto de Vigo. Después se encargaba de distribuir de la mercancía legal a empresas del sector. Una de ellas fue localizada en Vilagarcía y era compradora habitual.

65 coches de lujo

Los mismos narcos también se encargaban de almacenar la droga en distintos puntos de Galicia hasta que era distribuida a través de empresas de transporte por carretera de la que eran propietarios algunos detenidos. Finalmente la cocaína se ponía a disposición de los carteles que operaban en Madrid.

A través de Temes, el grupo daba cobertura empresarial a operaciones de blanqueo y suministraba a la red vehículos de alta gama matriculados a nombre de testaferros. Es el caso de la empresa Santa Rita con domicilio social en Ourense. Hasta 65 coches de lujo fueron incautados, seis embarcaciones de recreo y 5,5 millones de euros envasados al vacío para no ser detectados por perros de rastreo.

La droga se ocultaba en paquetes de un kilo entre las manzanas, envueltos para protegerla de la humedad e identificados con logotipos del pato Donald. Los envíos se concentraban en los primeros meses del año, debido a la temporalidad de la cosecha de manzanas argentinas. El contacto entre los traficantes sudamericanos se materializaba en los viajes de Temes entre Argentina y España para supervisar las operaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de noviembre de 2010