Reportaje:

El eco de la voz del diálogo

Una exposición recuerda en Castellón a Ernest Lluch en el décimo aniversario de su asesinato por dos terroristas de ETA

El valor de la razón no es solo el lema de una exposición sino una frase que concentra el legado de Ernest Lluch. Solo faltaría por añadir el fomento del diálogo que es, precisamente, el concepto sobre el que trabaja la Fundación Ernest Lluch, que ayer inauguró en la Fundación Bancaixa de Castellón una exposición sobre el profesor, con motivo del décimo aniversario de su asesinato, perpetrado por pistoleros de ETA. "Lo que quería Ernest es que el diálogo y la razón se impongan por encima de todo", resumió la presidenta de la fundación en Castellón, Amalia Nácher, en la presentación de la muestra, que es un recorrido por la vida y obra de Lluch.

De manera sencilla y muy gráfica, la exposición exhibe en paneles los distintos tramos de los 63 años que vivió Ernest Lluch, desde su nacimiento en Vilasar de Mar (Barcelona 1937), hasta que dos terroristas de ETA le pegaron dos tiros en la cabeza en el aparcamiento de su propio domicilio, en Barcelona, el 21 de noviembre de 2000.

La muestra exhibe los distintos tramos de su vida Mayor Zaragoza ensalzó la lección recibida de Lluch

Cuando con más fuerza defendía "la unidad y el diálogo de todos los demócratas frente al terrorismo", tal como señala uno de los paneles expositivos, la banda terrorista lo hizo callar. Pero esa opción del diálogo no se quedó en el aparcamiento de la casa de Lluch y ayer mismo fue defendido por el ex director de la Unesco y actual presidente de la Fundación para una Cultura de Paz, Federico Mayor Zaragoza, que asistió a la inauguración de la exposición. "Yo soy partidario de establecer diálogos, siempre y cuando se dé la condición de renuncia a la violencia", explicó. "Hay tantas cosas que se resuelven hablando", mantuvo antes de insistir en que "lo primero es la renuncia a la violencia". Mayor ensalzó las "lecciones recibidas" por Lluch y alabó además a la Universitat Jaume I por el convenio de colaboración, firmado minutos antes de la inauguración, con la fundación.

Viajante, profesor, luchador por las libertades, economista, ministro, rector... Las múltiples facetas del profesor Lluch quedan retratadas en los paneles de El valor de la razón, de la misma manera que se exhiben las imágenes con su familia, amigos y compañeros y su estrecha relación con la Comunidad Valenciana. Encuentros con Aurelio Martínez, Ana María Fuertes, Alfons Cucó, Ciprià Ciscar o la actual ministra de Economía, Elena Salgado, en una imagen de los años ochenta, son algunos de los recuerdos que se mezclan con las noticias de la detención de los 10 de Alaquàs, tras aquella reunión en la que las fuerzas progresistas en la clandestinidad trataban de dar un impulso al autogobierno en la Comunidad Valenciana y el último artículo escrito por Lluch y publicado en la edición valenciana de EL PAÍS, dos días después de su muerte, forman también parte de una exposición cargada de valor.

Paneles de la exposición sobre la vida del profesor Ernest Lluch inaugurada ayer en Castellón.
Paneles de la exposición sobre la vida del profesor Ernest Lluch inaugurada ayer en Castellón.ÀNGEL SÁNCHEZ
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS