Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los comicios locales griegos se decidirán en segunda vuelta

La derecha saca ventaja en siete regiones y el Pasok, en seis

Los candidatos del Movimiento Socialista Panhelénico (Pasok) del primer ministro Yorgos Papandreu se disputaban anoche con los del opositor Nueva Democracia (ND, centro-derecha) la victoria en la primera ronda de las elecciones locales y regionales celebradas el domingo en Grecia. Los últimos resultados facilitados por el Ministerio del Interior, a la una de la madrugada (medianoche en la Península), indicaban que 12 de las 13 regiones en liza deberán aguardar a la segunda vuelta, el próximo domingo, para conocer el vencedor.

Según estos datos, que ofrecía en su edición digital el diario Ta Nea, los socialistas ganaban en seis regiones -incluida la del Ática, la más importante del país en número de votantes- mientras ND se adelantaba en siete. Solo una región, la del Egeo meridional, ofreció un resultado definitivo, a favor del Pasok.

La abstención sobrepasó el 45% y registró una cifra récord

En los comicios municipales, los candidatos de ND lideraban el recuento en las dos principales ciudades -la capital, Atenas, y Salónica-, mientras que el Pasok se colocaba en cabeza en la tercera mayor urbe del país, Patras.

Papandreu había amenazado esta semana con disolver el Parlamento, solo un año después de llegar al poder, y convocar elecciones generales anticipadas en diciembre si en la primera vuelta de las elecciones locales y regionales no conseguía un claro respaldo a su gestión. Su mandato ha estado marcado por la adopción, el pasado mes de mayo, de un duro plan de ajuste para atajar la crisis económica. En rescate de Grecia acudieron la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional con una ayuda de 110.000 millones de euros.

Tras conocer los primeros resultados, el jefe de Gobierno se declaró satisfecho y adelantó que seguirá adelante con las reformas sin adelantar las elecciones. "Hacer cambios no es fácil. El pueblo griego nos llevó al poder hace un año y hoy [por ayer] ha confirmado que quiere estos cambios. Seguiremos adelante con nuestro deber", dijo Papandreu. El 80% de los griegos se había mostrado en contra del adelanto, según una encuesta.

Un sondeo previo a las locales y regionales encargado por un canal televisivo indicaba también que el 61% de los electores ejercerían un voto de protesta contra el Gobierno. Más del 45% de los electores registrados se quedaron en casa, lo que supone un récord de abstención en el país.

A pesar del rechazo a unos comicios anticipados, hubo electores dispuestos a asumir las consecuencias de un castigo en las urnas a los candidatos del Pasok. "Yo voy a votar contra el Gobierno, a pesar de que voté al Pasok el año pasado. Y no me importa si eso significa que se adelanten las elecciones. Esto ha sido un chantaje dirigido especialmente hacia los votantes del PASOK y no me gusta", indicó el abogado Christos Nikoltsopoulos, citado por la agencia Reuters.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de noviembre de 2010