Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INTERNET | CiberP@ís

"No creo que Twitter dure mucho tiempo"

Negroponte ha alentado los grandes avances desde el Instituto de Tecnología de Boston

Hace 15 años, este señor predijo casi todo lo que hoy nos está ocurriendo. Lo dejó escrito en La era digital, un libro que es al mundo digital lo que el Libro Rojo al maoísmo. Hay que seguir leyéndolo si crees en ello.

Nicholas Negroponte, arquitecto y divulgador tecnológico, puso en marcha un centro de referencia mundial, el MediaLab del Instituto de Tecnología de Massachussetts (MIT) en Boston. Desde hace casi dos décadas ha hecho de la educación su bandera. Su última cruzada, un ordenador portátil de cien dólares para niños pobres. Esta labor ha sido reconocida ahora con un doctorado honoris causa por la Universidad Camilo José Cela de Madrid. En eso sigue: "Aunque en un principio no se pensó así, el 80% de nuestro proyecto se está desarrollando en América Latina. Lo interesante es que ninguno de los países que colaboran están entre los más pobres, que era nuestro objetivo. En África nos está costando más, precisamente porque los Gobiernos son más débiles y no pueden incluirlo entre sus prioridades. En esos casos tenemos que convencer al Banco Mundial y a las organizaciones que colaboran en el proyecto, lo que ralentiza el desarrollo".

"Las descargas no le preocupan tanto al artista como al intermediario"

Este griego de nacimiento, pero norteamericano por educación, es descarada y políticamente incorrecto, partidario del software libre -"ayuda a los países pobres"- y contrario al copyright.

En La era digital ya se hablaba del eInk, la tinta que hoy corre por los libros electrónicos. Negroponte predecía el fin del papel. Ahora no se va a echar atrás: "Sabemos con certeza que el papel va a desaparecer como soporte para los medios por motivos de distribución, producción y coste. La cuestión no es tanto qué pantalla o qué soporte prevalecerá como la credibilidad de las noticias".

Negroponte lee los periódicos en su iPad. "The Wall Street Journal, por cierto, tiene una gran versión para este soporte. La experiencia es mucho mejor que en papel. Ya sea EL PAÍS o The New York Times, el compromiso es con los lectores. Si la experiencia es mejor, es ahí donde deben ir".

No todo lo que ve le gusta. "No creo que Twitter vaya a durar mucho tiempo, un lugar donde se pierde mucho tiempo, pero sí me parece interesante que se puedan emitir pequeños mensajes con facilidad, directamente. Si te interesan las noticias, el reto es llegar a la fuente principal, no a la de tercera o cuarta mano". Aunque sí ve futuro en Facebook, "mucho más útil".

Nunca se mordió la lengua, y menos hoy, a los 67. ¿El copyright? "Es una solución del pasado. Se hizo para que los artistas pudieran tener fondos y vivir haciendo su labor. Las descargas no les preocupan tanto a los artistas como a los intermediarios, que son los que siguen beneficiándose del copyright".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de noviembre de 2010