Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:TROTAMUNDOS | Javier Labandón - Músico | EL VIAJERO HABITUAL

Un 'cafe olé' en París

El músico sevillano Javier Labandón (más conocido como El Arrebato) aprovecha la publicación de su nuevo disco, Lo que el viento me dejó, para relatarnos una divertida visita a París.

Un clásico para parejas.

Y además queda lo suficientemente cerca como para ir en tren. Le tengo miedo al avión.

Pues no hay nada más romántico que el coche cama.

Cierto. O por lo menos me consuelo pensando eso sabiendo que en realidad puedo llegar en dos horas volando por mucho menos dinero.

Bueno, lo importante es llegar.

De hecho la llegada fue dura por el frío de finales de noviembre. Demasiado intenso para un sevillano. Pero esa ciudad hace que se te olvide y además un día hasta nevó.

¡Como en un anuncio de Chanel!

De hecho nos alojamos en un hotelito al lado de la plaza de La Vendôme, que está rodeada de joyerías y tiendas elegantes como la que tiene Chanel. Me hacía mucha gracia porque en francés suena igual que mi apellido: ¡La place de Lavandón!

¿Y no cayó ningún caprichito para su pareja?

Por supuesto. Le dije: "¡Tú escoge lo que quieras, que esta es mi plaza!". De hecho eligió un frasquito de Chanel número cinco. En lo único en lo que no pude concederle el capricho fue en lo de subir a la torre Eiffel.

¿No subieron a la torre Eiffel?

Es que hacía mucho viento ese día y había leído que la estructura oscila cuando sopla fuerte. Y a estas alturas creo que ya ha quedado claro que le tengo pánico a las alturas. Vamos, que le pedí de rodillas que no me obligara a subir. Pero cumplí con el resto de visitas obligadas: el Louvre, paseo por el Sena en bateau mouche, el quartier latin (barrio latino)...

Veo que se maneja con el francés.

Me acuerdo bastante porque lo estudié en el colegio. Mi pareja no lo habla, pero se lanzó enseguida. Me escuchó pedir un café au lait y ella hizo lo propio: gritó "un café olé" haciendo un gesto con la mano de lo más andaluz. ¡Me partí tanto de risa que me costó un buen rato explicarle que au lait significa con leche!

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de octubre de 2010