Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Feira das Artes Escénicas reúne este año 21 espectáculos

Raúl Dans gana el premio Álvaro Cunqueiro de teatro

La Feira Galega das Artes Escénicas alcanza su edición número 18 en un escenario de recortes económicos y ayudas mermadas. Y lo hace, desde ayer y hasta el jueves, con 21 espectáculos -17 de teatro, tres de danza y uno de nuevo circo- y 16 expositores en la denominada "zona de mercado". "Podemos ser todavía más ambiciosos", se propuso el conselleiro de Cultura, Roberto Varela, en la inauguración oficial del certamen, "en la clara vocación comercial que Agadic y la consellería le han imprimido a la feria".

El encuentro, que se desarrolla en el Auditorio de Galicia de Santiago, congrega a "150 profesionales acreditados de toda la península" y un programa que en la tarde de ayer deparó Na meta, de Thomas Bernhard por Ónfalo Teatro, o A Nona, de Roberto Cossa por Teatro do Morcego. Desde hoy y hasta la clausura de la feria habrá pases, en el propio Auditorio, a lo largo de todo el día. Cásting, de la compañía Lagarta, A filla de Woody Allen, de Santiago Cortegoso u O incerto señor don Hamlet, de Álvaro Cunqueiro y por Sarabela Teatro, pisarán las tablas durante esta jornada. Y mañana será el turno, entre otras, de Ordem e progresso, con Carlos Blanco, Memoria de Helena e María, de Roberto Salgueiro por Teatro do Atlántico, o Volpone, de Ben Jonson en versión de Talía Teatro. El circo -Circo á feira, racións de Novo Circo Galego- clausurará en la noche del jueves las actuaciones del festival.

"Podemos ser más ambiciosos en la vocación comercial", dijo el conselleiro

También ayer Agadic hizo públicos a los ganadores de los premios Cunqueiro, Manuel María y Barriga Verde para teatro adulto, infantil y de títeres, dotados con 6.000 euros cada uno. Fue Raúl Dans quien con Chegamos despois a unha terra gris se llevó el Cunqueiro. Según el jurado, presidido por la crítica Dolores Vilavedra, "el tratamiento no oportunista de un tema de actualidad" destaca en una obra sobre "un núcleo familiar en descomposición". "La literatura no debe decir lo que la gente demanda, sino precisamente lo que no quiere oír", declaró ayer mismo el autor.

Os reloxos preguiceiros de Néboa, de Xavier Lama, venció en el Manuel María de literatura dramática infantil con una reflexión fantasiosa sobre el paso del tiempo. Y en la modalidad para marionetas, el Barriga Verde, Inacio Vilariño en infantil -Fábula galénica- y Xosé Antón Neira Cruz en adultos -Pedra sobre pedra- fueron los galardonados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de octubre de 2010