Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Horacio Gómez busca anular su juicio con un alud de recursos

Hacienda reclama 16 millones a tres ex dirigentes del Celta

La vista oral que hoy arrancaba en el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Pontevedra, y que se iba a prolongar hasta el 22 de octubre, quedará aplazada sine die a la espera de que su titular resuelva el bombardeo de excepciones procesales que han presentado los tres ex dirigentes del Celta demandados por Hacienda. El ministerio reclama a los tres más 16 millones de euros. Los abogados del ex presidente del equipo, Horacio Gómez, el directivo Alfredo Rodríguez y el auditor José Manuel Patiño, en calidad de cómplice, tratarán de probar irregularidades en el proceso por parte del fiscal de Delitos Económicos encargado del caso, Augusto Santaló, y por los administradores concursales.

"Será un proceso muy largo y muy reñido", según fuentes judiciales

Si la jueza, Isabel Velasco Casal, estima que algunos plazos no se cumplieron, como denuncian los letrados de la defensa respecto a la presentación de los escritos de demanda, podría incluso invalidarse todo el proceso concursal al que se sometió el club vigués y por tanto no habría juicio, según indicaron a este periódico fuentes judiciales. También cabe la posibilidad de que este paréntesis previo a la vista oral se alargue todavía más si la magistrada admite a trámite las anomalías denunciadas por la parte demandada, como sería en el caso de que el fiscal y los administradores concursales ampliaran la demanda a otros estamentos del club de fútbol de Vigo.

Con un procedimiento que se sustancia en casi 2.000 folios, la sesión preliminar de hoy será el preámbulo de un juicio "muy largo y muy reñido", adelantaron las fuentes consultadas. "Un partido que se va a jugar hasta la prórroga", añadieron las mismas fuentes.

La jueza tampoco ha tomado ninguna decisión respecto al embargo preventivo de bienes por valor de 33,5 millones de euros al ex presidente del Celta Horacio Gómez y a su consejo de administración, a petición de la Agencia Tributaria. Con esta medida cautelar, el Ministerio de Hacienda pretendía evitar una eventual declaración de insolvencia por parte de los demandados y asegurarse de que responden con su patrimonio el dinero que les reclama.

La cuestión de competencia contra este juzgado pontevedrés a favor del de Vigo -en el que Hacienda había formalizado la demanda-, que plantearon los defensores del anterior consejo de administración del Celta, paralizó también esta decisión por parte de la magistrada. Esta circunstancia supone además un retraso añadido en los trámites del concurso de acreedores del Celta que se inició en julio de 2008 en el Juzgado de lo Mercantil de Pontevedra.

Para Hacienda, la gestión de Horacio Gómez en el Celta no había sido diligente y desembocó en la entrada en causa de disolución. Y ha propuesto la calificación de culpable para Horacio Gómez. Cuando el club solicitó acogerse a la Ley Concursal en julio de 2008, le debía a la Agencia Tributaria 33,5 millones de euros, mientras la deuda global superaba los 70 millones de euros.

Esta demanda supone la actuación más contundente que ha emprendido Hacienda contra un club de futbol para cobrar una deuda y sienta un precedente respecto a otros procesos abiertos de ámbito nacional. Lo más excepcional en estos casos es que la Agencia Tributaria haya reclamado el embargo del patrimonio de miembros de una junta directiva para garantizar las deudas pendientes con los acreedores, una vez que el club se vió abocado a la Ley Concursal por encontrarse en causa de disolución.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de octubre de 2010