Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alemania no sanciona un positivo por clembuterol

No fue dopaje. Dimitri Ovtsharov tomó clembuterol sin querer al comer carne en un viaje a China. Lo da por bueno la federación alemana de tenis de mesa, que permite al campeón de Europa volver a competir. Es la primera vez en la historia del deporte alemán que dos positivos -análisis y contraanálisis- no tienen consecuencias disciplinarias para un deportista de élite. La Agencia Mundial Antidopaje puede recurrir su decisión ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo.

Wilhelm Schänzer, catedrático de Colonia y experto en dopaje, sostuvo ante la federación que, "dado su demostrado uso para el engorde de animales, la ingesta de clembuterol por alimentos contaminados es la causa más probable" del positivo. El clembuterol tiene efectos anabolizantes.

Está por ver si este caso ayuda a Alberto Contador, positivo por la misma sustancia en el Tour de 2010. Según el experto Detlef Thieme, "no son comparables" porque Ovtsharov salió limpio de una prueba capilar y varios de sus acompañantes también tenían restos de clembuterol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de octubre de 2010