Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consejero ya subvencionó en 1998 a la Fundación Cyes cuando era subsecretario

La Fundación Cultural y de Estudios Sociales (Fundación Cyes), que adquirió en 2008 dos locales con garaje en Valencia con fondos de una subvención de la Consejería de Solidaridad y Ciudadanía, no es una desconocida para el consejero del área y portavoz parlamentario del PP, Rafael Blasco. Hace 12 años, cuando Blasco era subsecretario de Planificación y Relaciones Externas de la Consejería de Presidencia, que dirigía José Joaquín Ripoll, esa fundación ya recibió una subvención de 86.747 euros (14,4 millones de las antiguas pesetas) por un máster universitario en cooperación al desarrollo. En esa época la Fundación Cyes apareció inmersa en un escándalo que afectó a su presidente, Marcial López López, entonces presidente también del Colegio de Enfermería de Castellón.

"Debía cumplir y cumplía todos los requisitos", alega Blasco

"Han pagado asesorías de oro y locales de platino", acusa Luna

Marcial López fue denunciado por miembros del colegio y se inició un conflicto que desembocaría en su relevo del cargo, su inhabilitación y la imputación por delitos como malversación o apropiación indebida. En el transcurso del conflicto, la policía llegó a realizar registros en la sede de la Fundación Cyes en Castellón, ya que, según las denuncias de los nuevos responsables del colegio, López había ingresado en ella matrículas de cursos organizados por la entidad colegial, que había corrido con todos los costes.

A la pregunta de este diario sobre cómo es posible que, con esos antecedentes, una década después concediera subvenciones a la Fundación Cyes de más de 1,8 millones de euros, Blasco respondió ayer que esa entidad "debía cumplir y cumplía todos los requisitos". El consejero, en una vehemente rueda de prensa tras la junta de portavoces en las Cortes, recriminó la actuación de los medios que, como EL PAÍS, han estado dando información sobre la polémica, a los que acusó de haberse "quedado solos". "No hay", concluyó sobre la Fundación Cyes, "salvo que me digan lo contrario, ninguna causa que lo impida".

"Es un montaje", insistió Blasco sobre la denuncia de los socialistas que ha llevado al fiscal anticorrupción a abrir una investigación. Según el consejero y portavoz parlamentario del PP, el PSPV-PSOE maneja un expediente de las subvenciones a la Fundación Cyes que es "falso" y está "trucado". Blasco arremetió contra el portavoz socialista, Ángel Luna, y anunció que ha remitido un escrito a la Secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, invitándola a comparecer en rueda de prensa o en la comisión de las Cortes, para explicar las políticas de cooperación del Gobierno central y de la Generalitat. La secretaria de Estado hizo unas declaraciones en las que pedía explicaciones sobre el caso. Blasco retó a Soraya Rodríguez a explicar su propia actuación y la de Leire Pajín, su predecesora, así como "las subvenciones que recibía la ONG a la que pertenecía Leire Pajín y algunas otras directamente vinculadas con el partido socialista conocidas en toda España".

Ángel Luna, por su parte, fue muy contundente al acusar al Consell de protagonizar una deriva "mortal para los intereses de la Comunidad Valenciana". Se refería al informe judicial sobre las irregularidades en los contratos de Ràdio Televisió Valenciana con motivo de la visita del Papa en 2006 y a las subvenciones de cooperación. Sobre estas últimas dijo que todo el mundo es consciente de que existe "una trama de asociaciones y organizaciones que, como poco, tienen un carácter clientelar". Los socialistas han reclamado copia de los expedientes de subvención a la Fundación Cyes y otras organizaciones, de las que dijo que "parece que se han destinado a pagar asesorías de oro, en algunos casos, y locales de platino, en otros". Luna insistió en que los expedientes pueden haber sido manipulados en la consejería que dirige Blasco y apeló, para aclararlo, a la investigación del fiscal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de octubre de 2010