Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Antón Ormaza, dirigente del PNV en la Transición

Su radical nacionalismo le alejó después del aparato del partido

"Nací nacionalista", decía Antón Ormaza, dirigente del PNV en los últimos años de la clandestinidad durante la dictadura de Franco y en la Transición, y protagonista de la primera escisión que el partido sufrió tras la instauración de la democracia. Ormaza añadía que había "vivido nacionalista desde la cuna". Ayer, 12 de octubre, falleció a los 88 años, retirado desde tiempo atrás de la vida pública, en una clínica de Bilbao.

Ormaza, miembro de una familia de Bermeo (Vizcaya) vinculada a la industria de las conservas de pescado, encabezó la estructura del PNV en Vizcaya durante las postrimerías del franquismo y fue el presidente del Bizkai Buru Batzar (la ejecutiva del PNV en Vizcaya) en la Transición.

La radicalidad de sus posturas políticas le empujaron a chocar frontalmente con la línea mayoritaria en esta formación política poco después de la entrada de los partidos en la legalidad.

A lo largo de 1979, sus reivindicaciones soberanistas agudizaron las discrepancias y Ormaza acabó por abandonar el partido y encabezar la escisión que se denominó Bermioko Aberkideak. Tras él fue la mayoría de los peneuvistas de Bermeo, su pueblo natal, aunque el impacto del trauma no afectó a la estabilidad del partido. Posteriormente, los ormazistas optaron por incoporarse a Eusko Alkartasuna, la escisión del PNV que lideró el ex lehendakari Carlos Garaikoetxea en 1986.

El pasado mes de junio, Ormaza recibió un homenaje en Sukarrieta, la localidad vizcaína donde se encuentra la tumba del fundador del PNV, Sabino Arana. Como cada año, la Fundación Sabino Arana organizó una ofrenda floral en el cementerio en recuerdo del fundador del nacionalismo vasco.

Este acto fue aprovechado por nacionalistas adscritos a distintas siglas políticas para mostrar su reconocimiento a Ormaza, un ex militante que entre los veteranos del PNV entra en la categoría de abertzale (patriota) mítico.

Allí estuvieron representantes de Eusko Alkartasuna, Hamaika Bat, Batasuna y el PNV. Fue un homenaje sin grandes discursos ante un centenar de personas que fueron testigos del reencuentro de Antón Ormaza con el PNV. La reconciliación se materializó en un efusivo abrazo con el presidente de Bizkai Buru Batzar, Andoni Ortuzar.

El funeral por Ormaza se celebrará el próximo jueves, a las seis de la tarde, en la parroquia de San Francisco, en Bermeo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de octubre de 2010