Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rector de Santiago espera pocos recortes en 2011

Los recortes en los presupuestos de las universidades gallegas siguen sin concretarse tras la reunión de ayer de la comisión de financiación del Consejo Gallego de Universidades. "Creemos que no vamos a tener modificaciones importantes con respecto a 2010", señaló tras la reunión el rector de la Universidade de Santiago, Juan Casares Long.

En el encuentro se concretaron los indicadores por los que se medirán los resultados de las universidades, en función de los cuales variarán los fondos que perciban las tres instituciones. Junto a Casares Long participaron en la reunión el secretario general de Universidades, José Alberto Díez de Castro, el rector de la Universidade da Coruña, José María Barja, y el vicerrector de Economía y Planificación de la Universidade de Vigo, Xosé Manuel García. El representante vigués señaló que la Consellería de Educación no descarta incrementos sobre los 2.000 millones de euros que fijó de tope la Xunta para financiar las universidades entre 2011 y 2015, "dependiendo de la evolución económica".

"Se avanzó en el panel de indicadores, pero falta el dato básico", advirtió Barja, que relató como desde Educación insisten en que el trato a las universidades en los próximos presupuestos será "el mejor posible". "Puede que Educación sea menos dura que [la Consellería de] Facenda, que es la que tiene que hacer el recorte", reflexionó.

Esfuerzo de inversión

"Está calando nuestro mensaje de que es necesario ver el esfuerzo como de inversión, que supone recoger más a medio plazo, que de gasto", relató Casares Long. "Es un momento difícil para todos; las universidades colaboramos para que no sea un trabajo especialmente dificultoso", explicó.

"Hemos trabajado mucho y hoy ya sentimos que empieza a haber más cosas concretas, aunque lo importante es la cifra global", relató Casares Long. "Todavía no tenemos cantidades ni porcentajes", precisó su homólogo de A Coruña. Los fondos por resultados están establecidos en un 5%, que podrá elevarse hasta el 10%. Los indicadores que se acordaron ayer afectan a variables como el acceso a la universidad, la docencia, la investigacion, la gestión, transferencia de conocimiento o la internacionalizacion. Long confía en que la Xunta fije su aportación en las próximas semanas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de octubre de 2010