Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Ciberactivismo

La SGAE recibe en media hora 3,5 millones de ataques

La operación PayBack, el ataque contra los sitios en Internet de la SGAE y el Ministerio de Cultura, proseguía ayer. Ambas webs, que estaban caídas a primera hora de la mañana, volvieron a estar activas, con incidentes intermitentes, al mediodía. Se trata de un ataque de denegación de servicio (envío masivo de solicitudes de acceso a la web para colapsar el servidor) importante. La SGAE, ayer a las 13.00, había contabilizado más de 25 millones de ataques. El momento más virulento lo vivió en la primera media hora de la madrugada de ayer, cuando registró 3.473.000 solicitudes. En cambio, en los periodos más pacíficos, los ataques no llegaban a 38.000 en 30 minutos.

Según José Neri, director de sistemas de información de la entidad, el sitio ha estado activo el 90% del tiempo, con dos cortes importantes el miércoles por la tarde y por la noche que duraron una hora cada uno. "El ataque es técnicamente sofisticado porque emplea nueve tipos distintos de programas y no solo va contra la web, sino también contra determinadas aplicaciones o el cortafuegos. En la medida que estudiábamos el ataque planteábamos las vacunas, por lo que el impacto del mismo decrecía". Aunque la convocatoria del ataque tiene su origen en el grupo internacional Anonymous, la SGAE ha detectado que muchas direcciones de Internet (IP) asaltantes eran españolas. Una sola dirección de Alcobendas lanzó siete millones de ataques.

La réplica judicial al ataque es difícil porque hasta diciembre ha de hacerse por la vía civil, ya que el bloqueo sin daños de una web no se contempla como delito. Esta figura, sin embargo, la introduce la reforma del Código Penal que entra en vigor en diciembre. Los foros de Internet discuten la oportunidad de la acción. Hay quien la critica y hay quien la defiende porque ha dado relevancia internacional al debate sobre el canon digital español. En foros de Suecia y EE UU, particularmente en los hispanohablantes, se anima a proseguir con el ataque.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de octubre de 2010