Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El pintor Sánchez Perrier vuelve a Alcalá de Guadaíra

Emilio Sánchez Perrier, pintor que hizo de Alcalá de Guadaíra un polo de referencia del paisajismo a caballo de los siglos XIX y XX , regresa a la localidad sevillana. Lo hace a través de la exposición Dibujos de Sánchez Perrier en la Colección Cajasol, que estará abierta entre hoy y el 1 de noviembre en el Museo de Alcalá de Guadaíra (calle del Juez Pérez Díaz). Sánchez Perrier fue uno de los nombres fundamentales de la Escuela de Paisajes de Alcalá de Guadaíra. El pintor inició hacia 1877 una serie de viajes por España. Fue en esa misma época cuando Sánchez Perrier comenzó a visitar Alcalá de Guadaíra atraído por la belleza de sus paisajes.

Un total de 65 dibujos integran la muestra, que ha sido organizada para celebrar el quinto aniversario del museo de la localidad sevillana. Los dibujos son una prueba de la enorme curiosidad de su autor. Hay apuntes de pueblos andaluces, de patios con fuente, de arquitectura gótica de Bretaña... El torreón del Castillo de Alcalá de Guadaíra da paso a un estudio de una calle de París. Hay dibujos de olivos y alcores, de rincones de la Sierra Norte, de manos, de tipos de taberna, de perros callejeros, de ancianas, de jaulas.... Y si la variedad de temáticas es enorme las técnicas no se quedan atrás: lápiz, tinta, aguadas...

La modernidad de Sánchez Perrier es otro factor que añade encanto a la exposición. "Hay el placer de dibujar por dibujar y el dibujo como obra en sí misma, como obra cerrada. Y algo que también es muy moderno, como el cuaderno. Hay cuadernos de viaje, de apuntes...", afirmó ayer Antonio Cáceres, jefe de Cultura y Patrimonio de la Obra Social Cajasol, en la presentación de la muestra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de octubre de 2010