Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prisión por montar una explotación agrícola en Doñana

La sentencia condena a tres empresarios y a un funcionario

La Audiencia de Huelva ha condenado a tres empresarios y a un funcionario por una explotación fresera montada en la finca Avispero, situada en un espacio de máxima protección de Doñana, en el término de Bonares (Huelva). El funcionario, adscrito a la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Huelva, ha sido inhabilitado por hacer la vista gorda ante las irregularidades. Los empresarios han sido condenados a penas que suman algo más de cinco años de cárcel.

Uno de los acusados, Juan Márquez, dueño de la finca, queda condenado a dos años de prisión por un delito contra la ordenación del territorio y otro de desobediencia grave a la Autoridad (la Junta avisó por escrito en varias ocasiones sobre la ilegalidad de la finca y los pozos y naves agrícolas que se construían). Además, deberá abonar en concepto de indemnización 587.498 euros y se acuerda la demolición de la nave y el desmantelamiento de los pozos y las balsas.

Al empresario Manuel Martínez y a Antonio Conejo se les condena a un año y seis meses de prisión por el mismo delito contra la ordenación del territorio.

Al funcionario de la Junta, Francisco Bueno, se le condena a un año de inhabilitación por omisión del deber de denunciar delitos y el empresario D.M.J., constructor de una de las naves, se le absuelve de todas las acusaciones.

Por el delito de cohecho queda absuelto Juan Márquez (supuesto pagador de las cantidades) y Francisco Bueno (supuesto receptor) por considerarse insuficiente las pruebas.

Los hechos se habrían llevado a cabo después de 2004, fecha en la que el área fue calificada de máxima protección de Doñana. La denuncia fue interpuesta por Ecologistas en Acción en 2006. El fiscal solicitó un total de 17 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de octubre de 2010