Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESTA SEMANA

Expectativas

Descontentos del zapaterismo tienen ante sí una excelente oportunidad para sacar provecho de su soterrada discrepancia en el seno del socialismo con el presidente del Gobierno y secretario general del partido. La convocatoria, esta semana, de la huelga general y la celebración de las primarias en Madrid son dos señalados hitos con los que marcar diferencias e, incluso, pueden servir para acelerar estrategias de cara a su posible relevo. Pero, ¿qué papel pueden jugar aquí los socialistas andaluces? Por ahora, formalmente, al menos, se desconoce aunque está claro que nada se podrá hacer en el seno del PSOE federal sin el concurso de ellos.

Pero algunos ya se mueven a más velocidad, incluso, de lo que señalan los acontecimientos. Las expectativas deben ser muchas hasta el punto de que ya se ha lanzado al ruedo el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, quien advierte de que si Zapatero tiene dudas, lo mejor es que no se presente a su reelección. Cuando lo dice así de claro hay que dar por hecho que, en efecto, el presidente del Gobierno se debate entre su continuidad o su marcha. Suficiente dilema para que en su entorno salten todas las alarmas hasta el punto de que se perciban ya determinadas evoluciones, concertadas o no, pero que huelen a posicionamientos previos de cierto calado. Ahí están los llamados barones del partido que no quieren permanecer con los brazos cruzados. Preocupados por el efecto arrastre, debido a la pésima valoración actual del jefe del Ejecutivo, no disimulan su inquietud, tal y como lo ha evidenciado el político extremeño.

Por extensión, habría que incluir en ese selecto club de inquietos a Griñán, pero este es poco dado a entrar en especulaciones sobre el futuro de Zapatero. Sabe que es un juego muy peligroso y hasta pernicioso para el PSOE. Así que lo mejor será centrarse en lo que toca, esto es, salir lo más airoso posible de los difíciles trances que tenemos por delante con esa, dolorosa para los socialistas, convocatoria del 29-S. Con todo, lo prioritario pasa por preservar los intereses de Andalucía en los próximos Presupuestos Generales del Estado. Hay optimismo en cuanto al resultado de las gestiones realizadas en Madrid, ya que es necesario que se garantice el nivel de inversiones en infraestructura, tal y como lo indica el Estatuto incorporándose, también, la correspondiente cláusula que facilite la recuperación de los recursos no ejecutados. Eso deberán ser logros; lo demás, inciertas expectativas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de septiembre de 2010