Entrevista:ANA BARCELÓ | Secretaria provincial del PSPV en Alicante

"El PSOE sí ataja la corrupcción"

La dirigente socialista exige al líder provincial del PP, José José Joaquín Ripoll, que aclare a los ciudadanos el supuesto trato de favor del caso Brugal. Y está convencida de que muchos votantes del PP rechazan la corrupción.

Ana Barceló (1959, Sax), abogada y secretaria provincial del PSPV de Alicante, pone por delante estos dos principios: "Nunca he visitado palacios para pedir favores y no entiendo de familias en el PSPV". La dirigente socialista, y alcaldesa de Sax, se muestra muy crítica con el castigo impuesto a Antonio Amorós, ex portavoz del PSPV en la Diputación, tras ser imputado en el caso Brugal y considera que su suspensión de militancia ha sido "precipitada". Barceló, con todo, señala que esa es la diferencia entre PSOE y PP ante la corrupción: "No todos somos iguales. El PSOE sí ataja la corrupción".

Pregunta. ¿Cuál es su opinión sobre el contenido de los informes policiales del caso Brugal?

"Hay un montón de votantes del PP que se exasperan ante la corrupción"
"Las primarias beneficiarán a los socialistas de la ciudad de Alicante"
"La suspensión de militancia a Antonio Amorós fue precipitada"
"Las diferencias entre las ejecutivas del PSPV son una leyenda urbana"
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Respuesta. No puedo valorar los informes porque el conocimiento que tengo del caso Brugal es por la prensa. Pero tengo que decir que en estos momentos vivimos un estado de excepción en la Comunidad Valenciana debido a los escándalos de corrupción que afectan fundamentalmente al PP.

P. ¿Cómo califica la actitud de los imputados del PP con el presidente provincial, José Joaquín Ripoll, a la cabeza, en la presunta trama corrupta?

R. Ripoll debe dar explicaciones, porque son necesarias para recuperar la confianza en las instituciones. Las consecuencias judiciales las dirimirán los tribunales. No obstante, él tiene que responder al presunto tráfico de influencias, que, sobre todo, ha tenido una repercusión en los ciudadanos que pagarán unas tasas de basuras más caras.

P. ¿Considera que tendría que haber dimitido ya?

R. Es algo que ya pedimos en la Diputación, y lo hizo Antonio Amorós [ex portarvoz del Grupo del PSPV] para que se pudiera defender mejor en los tribunales. Pero es muy complicado que Ripoll, que, además, preside el consorcio del Plan Zonal, pueda mantener una situación de independencia y neutralidad.

P. ¿Por qué cree que no ha dimitido?

R. Es una pregunta que debe responder Ripoll.

P. ¿Cree que este escándalo de las basuras tendrá consecuencias electorales en las filas del PP?

R. La corrupción está creando división en la sociedad. El PP cierra filas, e incluso no reconoce la corrupción. Lo achaca a un montaje mediático, político y judicial. Pero hay un montón de votantes que se exasperan ante la corrupción, piensan que se ha traicionado la confianza y piden que se adopten medidas. Vivimos en un momento de conflicto ante estas dos posturas antagónicas.

P. Y ese conflicto cómo se resuelve

R. Es difícil. Estoy segura de que muchos votantes del PP no amparan la corrupción.

P. Una mayoría de la sociedad opina que todos los políticos son iguales...

R. Es evidente que no todos somos iguales. El PSOE ha demostrado sobradamente que sí ataja la corrupción y toma medidas, pero otros, no.

P. ¿Cuándo se va a personar el PSPV en el sumario?

R. Los abogados están estudiando el tema. No se puede hacer como Grupo Socialista porque no tiene personalidad jurídica, lo tendrían que hacer cada uno de los diputados, y tampoco podemos ejercer la acusación popular. Pero al PSOE le interesa resolver todo este entramado corrupto y depurar responsabilidades.

P. ¿Qué piensa de la suspensión cautelar de militancia y la retirada de competencias del portavoz socialista en el Diputación, Antonio Amorós, imputado en el sumario?

R. La corrupción ejerce una presión muy dura sobre el PSOE, y precisamente eso hace que los dirigentes de un partido político debamos tomar distancia de esa presión con ecuanimidad.

P. ¿Cree que la suspensión de militancia de Amorós ha sido prematura?

R. Yo creo que para ejercer esa ecuanimidad uno debe valorar los 30 años de militancia. Amorós ha sido leal y honesto y en su conducta nunca ha tenido dudas. Creo que es bueno que uno se pare y analice esos datos. Las prisas y la presión que soporta el secretario general del PSPV, Jorge Alarte, le llevó a adoptar una decisión precipitada. Todo militante tiene derecho a que al menos pueda establecer el beneficio de la duda, con tantos años de militancia y donde nunca ha habido un comportamiento que pudiera parecer ilegal.

P. Y eso desde Blanquerías no se ha hecho, ¿no se habló con él?

R. No. Y lo fuerte es que no hay ningún auto de imputación formal, y ni tan siquiera le han llamado.

P. ¿Ha habido sintonía entre la dirección nacional del PSPV y la ejecutiva provincial a la hora de suspender a Amorós?

R. La única coordinación es la decisión que tomó el propio portavoz al dejar su cargo y anunciar que en el momento de adoptarse diligencias penales dejaría sus cargos públicos y creo que radicalmente eso es distinto de lo que sostiene el PP. Amorós actuó con responsabilidad porque él es el primer interesado en que se esclarezca el caso Brugal y que al PSOE no le perjudique.

P. Pero en Valencia fueron un paso más allá, no solo se conformaron con la dimisión de portavoz sino que tramitaron su suspensión de militancia.

R. Exactamente. Esa presión que vive el PSOE por tanta corrupción hizo que la decisión de suspender a Amorós se tomara con cierta premura.

P. ¿Por qué estas diferencias entre las distintas direcciones del partido?

R. No comparto esa aseveración. Hay mucha leyenda urbana en eso.

P. En el caso de la moción de censura de Benidorm también hubo discrepancias.

R. Yo nunca me he pronunciado sobre la moción de censura de Benidorm

P. Pero hubo discrepancias entre lo que dijo Alarte sobre la moción de Benidorm y lo que pensaban los socialistas en Alicante

R. No hubo discrepancias. Todos compartimos que a lo largo de los años el que rompió el pacto antitransfuguismo fue el PP; y el PSOE ha perdido muchas alcaldías. No hubo discrepancias entre los socialistas en el tema de Benidorm, al contrario sí hemos estado de acuerdo en que fue el PP el que rompió el pacto.

P. Y si no hay falta de sintonía entre Valencia y Alicante, ¿a qué atribuye esa leyenda urbana?

R. A veces me pregunto si alguien tiene interés de que haya diferencias

P. Pero hay veces en las que sí son evidentes

R. Vuelvo a reiterar lo que he dicho

P. Y Leire Pajín, secretaria de Organización del PSOE, ¿qué papel tiene en todo esto?

R. Pajín defiende muchos valores con los que nos sentimos identificados, pero al igual que con Jorge Alarte, no hay discrepancias.

P. ¿Cómo califica el proceso de primarias socialistas en Alicante. Una serie de candidatos (Parrado, Perea, Olcina...) que renuncian, Valenzuela que se presenta y al final Elena Martín?

R. Para el PP, que no tiene estos procesos y no cree en la democracia interna, puede ser extraño; pero para los militantes es una oportunidad y un ejercicio para escuchar a los ciudadanos y para escoger a la persona que mejor represente a los socialistas.

P. ¿Se hubiera podido evitar este baile de candidatos con una apuesta clara desde el principio?

R. Si estamos diciendo que hay que respetar las primarias hay que dejar a los militantes que se pronuncien.

P. ¿Qué piensa del apoyo de la ejecutiva local a Elena Martín?

R. Lo puede hacer dentro del proceso, eso es legal.

P. ¿Qué opina de la candidatura de Valenzuela?

R. Yo respeto a los dos aspirantes, son dos militantes con trayectorias diferentes y distintas por la edad y el momento que han vivido pero son los compañeros que se partirán el brazo por defender los intereses de Alicante y ganar las elecciones.

P. ¿Se ha reunido con los dos?

R. Sí, he hablado con los dos.

P. ¿Beneficiaran las primarias al partido?

R. Estoy convencida porque implica que los militantes se entusiasmen y hablen de la ciudad.

P. En esta precampaña electoral ustedes están hablando de corrupción y el PP de crisis económica. ¿Cree que es una estrategia acertada para sus intereses?

R. Nuestra campaña se debe dirigir a los ciudadanos, y el PP deberá resolver la corrupción en los tribunales, y el PSOE debe estar cerca de los problemas de la gente para salir pronto de la crisis y mantener los servicios.

P. ¿El Gobierno y sus ministros son un problema para los socialistas valencianos?

R. No, en absoluto. Son un aval.

P. Cuando viene un ministro aquí se transmite esa impresión

R. Eso mismo podíamos pensar de los consejeros de Camps

P. ¿Cuál es su previsión para las próximas elecciones?

R. Salimos a jugar para ganar. Esa es nuestra apuesta.

P. ¿Incluso en Benidorm con un candidato independiente?

R. Los militantes lo decidirán. No hay candidatos pero el proceso está abierto.

Ana Barceló, secretaria provincial del PSPV de Alicante.
Ana Barceló, secretaria provincial del PSPV de Alicante.PEPE OLIVARES

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS