Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protesta por el traslado de personal de salud mental

Medio centenar de personas se concentraron ayer frente a la Diputación de Alicante para protestar contra el traslado forzoso de cinco trabajadoras de unidades de salud mental (USM) de Alicante al sanatorio psiquiátrico doctor Esquerdo.

Se trata de cuatro trabajadoras sociales y una enfermera de los centros de Florida, Ciutat Jardí, Sant Vicent y Alacant Centre. Todas ellas llevan desempeñando su labor asistencial en sus destinos entre diez y 23 años.

A la protesta se ha unido la Asociación Española de Neuropsiquiatría, que destaca que las unidades de salud mental "constituyen la base de la asistencia comunitaria de las personas que sufren una enfermedad mental". La atención comunitaria, la próxima al paciente, a su domicilio y a sus familiares, y que trata de mantener y potenciar la integración sociolaboral de los enfermos, es la que se está extendiendo en los últimos años, frente al ingreso en centros. Esta última es la que aparentemente se trata de potenciar con el traslado decidido por la Diputación.

La AEN, en una carta remitida al presidente de la institución provincial, José Joaquín Ripoll, destaca que las trabajadoras afectadas "están integradas en los equipos de las USM a las que pertenecen y tienen proyectos de trabajo que van a cancelarse si se lleva a cabo el traslado". Además, advierten de que esta situación "va en perjuicio de los derechos de las trabajadoras y la calidad de la asistencia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de septiembre de 2010