Reportaje:Información privilegiada | Empresas & sectores

La reválida otoñal de Díaz Ferrán

El presidente de la patronal se prepara para los meses difíciles que se avecinan

El presidente de la patronal CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, encara este otoño otra reválida. Tras haber superado en mayo el primer conato de rebelión al comprometerse a vender sus empresas, motivo de la contestación interna, vuelve a estar en el disparadero. Los acontecimientos de este verano, en los que les fueron embargados bienes por importe de 37,5 millones de euros y el Ministerio de Trabajo apreció conductas delictivas en la gestión de Marsans, y la dimisión de su socio de toda la vida Gonzalo Pascual del Consejo de Turismo, se le agolpan en este inicio de curso.

Y lo empieza con un plato fuerte. Mañana se celebra la reunión del Consejo de Turismo para elegir al nuevo presidente en sustitución de Pascual, cuya continuidad no tenía ningún sentido tras la venta de sus negocios en el sector. Díaz Ferrán (DF) tiene previsto acudir al encuentro para arropar al sustituto, Joan Gaspart, que él propone. Gaspart también ocupará la vicepresidencia de la patronal que deja Pascual, que no obstante se mantendrá en el comité ejecutivo y en la junta directiva.

DF se siente preparado para enfrentarse a cualquier enredo, de los que últimamente se hablan mucho en la sede madrileña de Diego León, 50. Está claro que quiere medir sus fuerzas y la presencia en el Consejo de Turismo le puede servir de catalizador de su situación actual de cara a los conflictivos meses que se avecinan. Dentro del Consejo de Turismo, que reúne a todos los colectivos ligados con el sector, no ha generado precisamente mucho entusiasmo el nombre de Joan Gaspart y se han generado algunas corrientes contestatarias.

Pero, aunque la pelota ha estado en el tejado durante toda la semana -mientras Díaz Ferrán acompañaba en el viaje a China y Japón a José Luis Rodríguez Zapatero, al que tuvo oportunidad de confiarle sus cuitas-, resulta difícil pensar que mañana alguien levante la voz. Otra cosa es que se vaya preparando el caldo de cultivo para la junta directiva del 15 de septiembre, que es cuando nombrará a Gaspart vicepresidente de la CEOE. Las juntas directivas son las verdaderas pruebas de esfuerzo que miden el discurrir de la vida de la patronal.

Una de las razones del descontento del sector turístico, y también de que hayan florecido asociaciones satélites como Exceltur, ha sido el descuido en el que ha estado en los dos últimos años.También se critica que DF pague de esta forma a Gaspart su apoyo en la patronal, pese a que se le reconoce su colaboración de años en el sector frente a la actitud más displicente de otros destacados dirigentes sectoriales. Gaspart, que ya presidió este organismo en tiempos de Carlos Ferrer Salat y que en la actualidad dirige Turismo de Barcelona, es miembro del comité ejecutivo de la patronal y presidente de la Comisión de Relaciones Institucionales, entre otros cargos.

Las vicepresidencias de la CEOE son potestad del presidente. Con José María Cuevas había 11 y DF las elevó a 21. Con la marcha de Pascual y la derrota de Jesús Bárcenas en las elecciones de CEPYME -su sustituto, Jesús Terciado, ya era vicepresidente por asignación directa de DF- se redujeron a 19. Es lógico que el sector turístico tenga una vicepresidencia; pero una lectura adicional es que asciende un hombre de su confianza que, además, goza de una estrecha relación con Joan Rosell, uno de los denominados delfines para ocupar la presidencia de la patronal en el futuro.

Por eso, el ascenso de Gaspart puede convertirse en algo más que una mera sustitución y en la primera piedra de toque para la batalla de la sucesión entre los pesos pesados. Además de Rosell, Santiago Herrero, presidente de Andalucía y antiguo opositor a DF; Jesús Banegas, aspirante desde el sector de tecnología que acaba de tener su semana grande en Santander; Javier Ferrer, arropado desde la poderosa Confemetal de Carlos Pérez de Bricio, e, incluso, el presidente de Madrid y cercano a DF, Arturo Fernández, aparecen a la expectativa.

DF siempre ha sido hábil en lograr equilibrios. Pero precisamente ahora se le puede volver en contra. Si las cosas van a más se le abre un camino con cuatro variantes: dimitir y elegir al sustituto entre los vicepresidentes como hizo Cuevas con él; dimitir y convocar elecciones; dimitir, convocar elecciones y presentarse, o simplemente seguir sin tocar nada. De una forma u otra, daría carpetazo.

Sobre la firma

Miguel Ángel Noceda

Corresponsal económico de EL PAÍS, en el que cumple ya 32 años y fue redactor-jefe de Economía durante 13. Es autor de los libros Radiografía del Empresariado Español y La Economía de la Democracia, este junto a los exministros Solchaga, Solbes y De Guindos. Recibió el premio de Periodismo Económico de la Asociación de Periodistas Europeos.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS