Cartas al director
i

Contra la ejecución de Sakineh

Carta abierta a las autoridades iraníes para exigir la interrupción de esta parodia de justicia.

Una mujer de 43 años y madre de dos hijos, Sakineh Mohammadi-Ashtiani, corre peligro de morir lapidada en la República Islámica de Irán, después de haber recibido ya, como castigo público y en presencia de uno de sus hijos, 99 latigazos para dar ejemplo.

¿De qué es culpable, en opinión de las autoridades político-religiosas de ese país? De adulterio, que no es un crimen ni un delito. Pero, sobre todo, de su supuesta complicidad en un asesinato que le hicieron confesar bajo presiones, hasta el punto de que se retractó inmediatamente después. ¡Ya se sabe cómo son esos métodos que consisten en extraer presuntas verdades!

Nosotros, los firmantes de este texto, hacemos un llamamiento solemne a las autoridades iraníes para que pongan fin a este tipo de procedimiento y a este castigo inicuo y bárbaro.

Nos adherimos a todas las iniciativas emprendidas, especialmente por parte de organizaciones de defensa de los derechos humanos como Human Rights Watch y Amnistía Internacional, en favor de Sakineh Mohammadi-Ashtiani.

Asimismo, más allá de la urgencia de este caso concreto, exigimos con el mismo empeño el respeto a la dignidad y la libertad de todas las mujeres iraníes oprimidas o amenazadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 25 de agosto de 2010.

Lo más visto en...

Top 50