Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro personas pierden la vida en un accidente de tráfico en Salamanca

La distracción del conductor y el exceso de velocidad causaron ayer uno de los peores accidentes de tráfico del verano, con cuatro fallecidos, según la Dirección General de Tráfico (DGT). Ocurrió a las 9.20, en el kilómetro 247 de la A-62, a la altura de la localidad de Doñinos, en Salamanca. Un Peugeot 207 con matrícula de Portugal se saltó la mediana y chocó con un monovolumen Chrysler Voyager con matrícula de Bélgica. El fuerte impacto provocó la muerte de los tres ocupantes del Peugeot, portugueses y miembros de la misma familia, y de edades comprendidas entre los 42 y 46 años, y de una de las ocupantes del Chrysler Voyager, de 66 años, según informó la DGT. El conductor de este último vehículo resultó herido leve. Todos llevaban puesto el cinturón de seguridad.

El monovolumen intentó esquivar al Peugeot e invadió la calzada contraria. En el accidente se vio involucrado un tercer vehículo, un Seat Ibiza de matrícula española, que fue alcanzado por una de las piezas que salieron despedidas del coche portugués en la colisión. Su conductor, de 70 años, y su acompañante, de 69, resultaron ilesos.

El pasado 18 de agosto, cuatro miembros de la misma familia, también de nacionalidad portuguesa, murieron al chocar frontalmente el turismo en el que viajaban contra un camión en Burgos. El vehículo, un Opel Corsa, invadió la calzada izquierda en un tramo ligeramente curvo hacia la derecha, justo en el momento en el que se aproximaba el camión. Tras la colisión, el coche en el que viajaba la familia se salió de la vía y cayó por un desnivel. Cuatro de los ocupantes quedaron atrapados en su interior y sus cuerpos tuvieron que ser extraídos del vehículo por los bomberos. La Guardia Civil de Tráfico burgalesa apuntó, en aquel momento, a la fatiga como causa del siniestro.

Este verano han perdido la vida en las carreteras 298 personas, de ellas 176 en julio y 122 en lo que va de agosto. El año pasado fallecieron dos personas más en julio y 155 en todo el mes de agosto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de agosto de 2010