HÉRCULES 1 - REAL MADRID 3 | El sábado comienza la Liga

Los pasadores remedian casi todo

El Madrid se ordena alrededor de sus mediapuntas para sobreponerse al gol del Hércules

Ante la duda, pase. El pase es la esencia del fútbol y los buenos pasadores sirven para ordenar tácticamente a los equipos, aunque no estén suficientemente trabajados. Ayer, Mourinho desplegó a sus especialistas y, de un modo u otro, el Madrid empezó a carburar. Entre Özil, Canales, Van der Vaart, Granero y Diego León se fue estructurando el juego. Benzema recibió su suministro de balones y lo agradeció especialmente. El francés metió dos goles que le servirán para recuperar un poco de credibilidad.

El Hércules ofreció cierta resistencia en la primera parte y encontró satisfacción en una falta lateral. Las jugadas a balón parado están haciendo estragos en el arco madridista. Como en el verano de 2009. Falta coordinación entre jugadores que se acaban de conocer y esto se traduce en situaciones de confusión. Sendoa lanzó el centro y Sergio Rodríguez intentó cabecear solo en el medio del área. Los centrales del Madrid le dejaron libre. Rodríguez se elevó, pero no llegó a conectar. Adán debió salir, pero vaciló. La pelota cayó como fruta madura, botó y se metió en la portería.

HÉRCULES 1 - REAL MADRID 3

Hércules: Calatayud (Unai Alba, m. 51); Juanra (Cortés, m. 52), Pamarot (Sarr, m. 79), S. Rodríguez, Peña (Pulhac, m. 63); Fritzler (Abel Aguilar, m. 51), Thiago (Farinós, m. 93); Rufete (Kiko, m. 52), Sendoa (Thormert, m. 49); Tote (Del Olmo, m. 91) y Portillo (Eldin, m. 80).

Real Madrid: Adán (Dudek, m. 46); Lass, Arbeloa (Benzema, m. 46), Juanan (Carvalho, m. 46), Marcelo (Drenthe, m. 46); Gago (Josélu, m. 85), Khedira (Van der Vaart, m. 59); Özil (Mateos, m. 59), Canales (Granero, m. 46), Di María (Juanfran, m. 78); e Higuaín (Pedro León, m. 46).

Goles: 1-0. M. 39. Sendoa. 1-1. M. 55. Benzema. 1-2. M. 75. Di María. 1-3. M. 80. Benzema.

Árbitro: Luis Sánchez. Expulsó con tarjeta roja directa a Pedro León (m. 82) por agredir a Thormet.

13.000 espectadores en el Rico Pérez.

Özil muestra virtudes inprescindibles y Benzema se postula con dos tantos

El golpe hirió más la moral del guardameta que la entereza del Madrid, que se revolvió con más energía que criterio. El equipo sigue buscándose y los continuos cambios no ayudan. Özil no tuvo una noche brillante, pero será un futbolista importante. El alemán intentó asociarse con todos y ofreció detalles de un repertorio imprescindible. Tiene imaginación, visión panorámica y don para detectar a los delanteros. Un balón suyo a Di María fue su mejor obra en la noche de su debut. El argentino desperdició el regalo.

Mourinho revolvió el banquillo en el descanso. Había desplegado a Khedira y Gago en el medio con una línea de tres zurdos en los tres cuartos. Partiendo de la derecha Canales, en el centro Özil y a la izquierda Di María. Arriba, Higuaín. El punta argentino fue sustituido por Benzema y el partido cambió. Benzema, muy criticado por Mourinho en el vestuario durante toda la pretemporada, se metió en el encuentro con aire febril. Al francés le falta su punta de velocidad, pero ayer no careció de despliegue. Se ofreció y se desmarcó continuamente. Khedira lo encontró con un pase bombeado sobre la defensa. Benzema controló con el pecho al filo del fuera de juego y fusiló.

La entrada de Van der Vaart y Granero por Özil y Khedira contribuyó a dar fluidez a los movimientos del Madrid entre líneas. Pedro León dejó solo a Di María ante Unai y el argentino regateó y definió en una maniobra rápida.

Granero dio el penúltimo toque. El canterano habilitó a Benzema y el francés fusiló de tiro cruzado y no lo celebró.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 23 de agosto de 2010.

Lo más visto en...

Top 50