Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las víctimas del accidente de Spanair denuncian que el Estado las abandona

La Asociación de Afectados critica al fiscal y se queja de los retrasos judiciales

El "frío en el alma" que provoca la "soledad", "el desamparo de las instituciones", las "demoras" en la investigación judicial "por falta de medios técnicos" y la "inacción del fiscal". Son parte del rosario de quejas que expuso ayer la Asociación de Afectados del Vuelo JK 5022, coincidiendo con el segundo aniversario de la tragedia que acabó con la vida de 154 de los 172 viajeros del avión de Spanair que se estrelló en Barajas el 20 de agosto de 2008. La asociación rindió un emotivo homenaje a las víctimas en el lugar del siniestro, Barajas, y en Canarias, donde residían la mayoría de los viajeros del vuelo. Fue una jornada de recuerdo a los fallecidos, con ofrendas florales, y también de denuncia de la "total desprotección" que aseguran afrontar las familias de los fallecidos.

Luis Rey: "Estamos aquí para exigir justicia, no indemnizaciones"

Tras el homenaje a los fallecidos, Pilar Vera, presidenta de la asociación, convocó una conferencia de prensa en la que pidió a las instituciones más apoyo frente "al calvario" que les ha tocado vivir. Arremetió especialmente contra el olvido. "Tras el desfile de autoridades [posterior al accidente], una semana después estábamos solos; se nos metió el frío en el alma, pero, a pesar de ello, seguimos peleando", se lamentó.

Las críticas más ácidas las centró la asociación en la "decepcionante actuación" del fiscal. En este último año, señalaron miembros de la asociación, solo ha presentado "un escrito y porque se lo pidió el juez", dijo Vera, que demandó que se dedique en exclusiva a este "complejo asunto" y no lo compatibilice con otros. La asociación, en cambio, elogió la labor del juez, Juan David Pérez, aunque se mostró exasperada por la ralentización de la instrucción debido a la "falta de medios técnicos". A diferencia del fiscal, el juez se dedica en exclusiva a este asunto. Aún así, las diligencias van muy lentas. Dos años después del siniestro, ni siquiera dispone del informe sobre las causas del accidente que encomendó a peritos nombrados por él.

Las críticas de la asociación de víctimas alcanzaron también a las Administraciones. Lamentaron que no existan en España ayudas públicas para víctimas de la aviación comercial y que tampoco haya un órgano central que coordine el seguimiento a los afectados. No obstante, lo que más preocupa ahora a las víctimas es que se conozca toda la verdad del accidente, que, aseguran, "ni empezó ni terminó con un error de los pilotos". "Son fallos humanos, dentro y fuera del avión, antes, durante y después de la tragedia", remachó Vera.

Luis Rey, que perdió a cuatro familiares en el siniestro, señaló a preguntas de un periodista: "Estamos aquí para exigir Justicia, no indemnizaciones. El dinero, ¿para qué? Le cambio a su familia por la mía, el dinero me da igual".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de agosto de 2010