Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil apunta que el fuego de la refinería de Palos se originó en una tubería

El primer informe oficial sobre el accidente de la refinería Cepsa, en Palos de la Frontera (Huelva), que se cobró la vida de dos trabajadores, se ha entregado al juzgado de Moguer, encargado del caso. El atestado de la Policía Judicial -que deberá ser complementado con un estudio más técnico- señala una de las tuberías de la Planta de Tratamiento de Residuos como foco del incendio del pasado 4 de agosto, según informó ayer Huelva Información.

El juzgado podría solicitar un nuevo informe pericial a una empresa independiente y la Guardia Civil remitirá un segundo informe en los próximos diez días.

De confirmarse las primeras investigaciones de la Guardia Civil, se despejaría la hipótesis de un fallo humano o causa externa como desencadenante de la tragedia. También anula algunas estimaciones de la propia empresa que adelantaban que el origen del fuego quizás no podría esclarecerse debido a que toda la zona (unos 30 metros) estaba "completamente calcinada". Mientras tanto, la Junta de Andalucía continua elaborando su propio informe, sin aportar fecha estimada de entrega.

Desde la compañía petrolera, ayer no quisieron comentar las informaciones. "Nuestro comité interno sigue investigando para esclarecer las causas del accidente y se enviará a la Administración en cuanto sea posible", zanjó un portavoz. Los fallecidos en el siniestro, A. B. O., de 41 años, y Manuel Domínguez, de 54, pertenecían a contratas de construcción y andamiaje, M. de La Fuente y Proyesur. Otros dos operarios, de 25 y 35 años, que resultaron heridos de gravedad, fueron ayer dos de alta.

El director de comunicación de la multinacional, Luis Calderón, afirmó a los pocos día del accidente que las medidas de seguridad de Cepsa son excelentes -"incluso exageradas"-, que tienen un 9,1 sobre 10 en el Sistema de Internacional de Evaluación de Seguridad, que no se escatiman en recursos y, de ahí, "la perplejidad" por lo ocurrido.

Por otro lado, UGT emitió ayer una nota en el que señala que el informe preeliminar de la Guardia Civil viene a confirmar que "el accidente no fue provocado por alguna maniobra o negligencia de algún trabajador".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de agosto de 2010