Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ramos acude al rescate

Sergio Ramos podrá empezar la Liga como a él más le gusta: en el centro de la defensa. La ola de lesiones que afectan a los centrales del Madrid abren un hueco inesperado en el eje de la zaga. Con los efectivos disponibles en este momento, la defensa que debutará en el campeonato el próximo domingo 29, en Mallorca, estará integrada por Arbeloa, Ramos, Carvalho y Marcelo. Al técnico, José Mourinho, le quedarán pocas alternativas menos traumáticas.

Ser central y jugar en el Madrid comienza a ser deporte extremo. Pepe y Garay ya estaban en la enfermería cuando se les unió Raúl Albiol. El martes, en el partido amistoso que disputó el Madrid en Lieja, el central sufrió un esguince agudo en el tobillo derecho. Según los médicos del club, tiene dañado el ligamento tibio-peroneo. La lesión le mantendrá fuera de competición entre cuatro y cinco semanas.

MÁS INFORMACIÓN

Pepe fue el primero en caer. El portugués, que aceleró el proceso de recuperación de una lesión de ligamentos cruzados para acudir al Mundial, no pudo completar la pretemporada. Se le rompió el sóleo. Los médicos dicen que podría recuperarse sobre la hora para jugar contra el Mallorca. Sería una decisión arriesgada.

El segundo defensa en infortunarse fue Ezequiel Garay, que sufrió una torcedura durante el amistoso contra el Bayern la semana pasada. El defensa argentino se dañó la rótula de la rodilla derecha. Los médicos calculan que deberá estar alejado de la competición un mínimo de dos meses.

La necesidad exige cambios. El más natural indica que Ramos acudirá al rescate pasando del lateral derecho al medio. Su polivalencia se lo permite.

Una defensa 'rota'

- Albiol: El valenciano estará de baja entre cuatro y cinco semanas por un esguince en el tobillo derecho.

- Garay: Estará al menos dos meses sin jugar por una luxación de la rótula derecha.

- Pepe: Está lesionado desde hace dos semanas, y todavía le queda al menos otra más sin entrenarse, por una rotura fibrilar en el sóleo de la pierna izquierda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de agosto de 2010

Más información