Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Nit de l'Albà en la aldea global

Por primera vez, anoche se retransmitió a través de Internet

Por primera vez en la historia la Nit de l'Albà de Elche fue anoche retransmitida para todo el mundo a través de Internet. Esta noche tan tradicional de las fiestas de Elche, cuyos orígenes se remontan a la Edad Media, entra de esta forma en la era de la tecnología y desde todo el planeta centenares de ilicitanos pudieron seguir esta noche mágica que tiene la pólvora como protagonista. Solo fue necesario tener un ordenador o teléfono con conexión a Internet.

A través de un blog gratuito y libre, creado por un grupo de amigos surgido a través de una de las principales redes sociales, Facebook, más de 10 cámaras instaladas por particulares en sus domicilios permitieron a mucha gente seguir el acontecimiento desde miles de kilómetros. Un soldado ilicitano en Beirut fue uno de los que pudo ver la La Nit de l'Albà, también una familia de ilicitanos en Budapest, donde pasan estos días con motivo de un campeonato de natación, o desde España, Ana María, que vive en León desde hace nueve años y lleva cuatro "faltando a esta noche tan especial". Estos años su familia en Elche la llamaba por teléfono y le ponían el sonido de los disparos. "Siempre acabo llorando, este año la he visto por Internet y ha sido maravilloso".

La retransmisión fue seguida por ilicitanos en todos los continentes

La Nit de L'Albà es uno de los platos fuertes de las fiestas de Elche; desde las 23.00 a las 00.00 horas se lanzan de manera espontánea fuegos artificiales, castillos y todo tipo de material pirotécnico desde todas las terrazas de los edificios de la ciudad hasta la medianoche, momento en el que la ciudad queda a oscuras, se corta el suministro eléctrico y se dispara desde el campanario de la basílica de Santa María de Elche la palmera de la Virgen. Una explosión que con 3.500 cohetones de gran tamaño ilumina la ciudad durante 35 segundos con un intenso color perla alcanzando los 600 metros de diámetro. La lluvia no logró deslucir el evento. Los internautas promotores de la retransmisión instalaron ordenadores portátiles en 10 puntos de la ciudad, el Ayuntamiento colaboró con dos de las cámaras de habitualmente difunden en vivo la imagen de Elche y así se pudo enviar la señal a todo aquel que de manera gratuita se quiso conectar anoche y ver en directo lo que estaba pasando.

Los promotores de la idea son Antonio Sánchez y Javier Muñoz, dos ilicitanos que crearon un grupo en Facebook para que se declare la Nit de l'Albà Fiesta de Interés Turístico Internacional. Desde finales de junio se han sumado adeptos y ya son más de 4.000 en esta red social y 3.500 en otra de las más populares, Tuenti. Estaba previsto que la retrasmisión fuera seguida desde varios continentes: dos ilicitanos en México, otro en Venezuela, desde Turquía o Rotterdam desde donde el internauta escribió: "No lo puedo creer, estoy escuchando las campanas de la Basílica".

También fue seguida desde España y aunque la retransmisión fue un éxito solo hubo una queja: "La pena es que no llega el olor a pólvora tan característico de esta noche en Elche". La noche acabó con calor y comiendo sandía, como manda la tradición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de agosto de 2010