música

Ron Wood resucita The Faces con el cantante de Simply Red

La banda, reunida después de 35 años, actúa en Londres

Veinte años no es nada, dice el tango. ¿Y 35? Ron Wood, guitarra y bajo de los Rolling Stones, ha devuelto a la vida su vieja banda, The Faces, el pasado miércoles en Londres con un concierto privado. "Qué bien vernos de nuevo, ¡después de 35 años!", gritó Wood, sobrio y entusiasmado ante unas 300 personas con una edad promedio superior al medio siglo. Un público quizá tan arrugado como el propio Wood y no menos vital, que coreó a gritos y con los brazos en alto canciones como Stay with me o Maybe I'm amazed.

La banda, que en su formación inicial contaba además con la voz de Rod Stewart, se disolvió en 1975 después de seis años y cuatro discos oficiales. El cantante de Simply Red, Mick Hucknall, reemplaza ahora a Rod Stewart y Glen Matlock (Sex Pistols), al fallecido bajista y compositor Ronnie Lane. Completan la renovada banda dos de los miembros originales, Kenney Jones (batería) e Ian McLagan (teclados), además de la colaboración del joven Jesse Wood (hijo de Ron), guitarrista y modelo, que pone frescura a esta banda de veteranos.

El concierto hizo un repaso por los temas más conocidos del grupo. Con fuerza, seguridad, dominio y también con la soltura de los instrumentistas experimentados, con las ganas de confrontar esas buenas canciones del pasado con la vibración del directo de hoy. Y brillaron Ron Wood y Mick Hucknall. El primero demostrando que lejos de ser (digna) comparsa de Keith Richards, es capaz por sí solo de crear con su guitarra una atmósfera cargada de electricidad, de una energía optimista y arrolladora. Era Ronnie Wood en estado puro, rock de 24 quilates. Hucknall, por su parte, tiene una voz potente y desgarrada, como la de Stewart en los años setenta, que aborda los temas de The Faces con temperatura y emoción. Un buen previo para el concierto que abre hoy el festival Vintage de Goodwood (Sussex) y posiblemente un tour a principios de 2011, después de que Hucknall termine la gira de despedida de Simply Red a finales de este año.

La idea de esta reunión surgió el año pasado, cuando le entregaron al fenecido grupo el premio PRS a toda su trayectoria. Les entró la adrenalina de la nostalgia o algo así. "No podíamos esperar a recuperar el grupo y a actuar en directo", dijo después de la actuación del miércoles un Ron Wood contento de sentirse limpio y sobrio, después de su más reciente cura de desintoxicación. Fue él quien asumió la iniciativa de juntar esta nueva formación y ponerla en marcha. "Nos hemos sentido muy bien en este contacto con el público, ha sido maravilloso".

The Faces no llegaron a ser tan famosos como los Rolling Stones o The Who, pero se revelaron como una referencia determinante en el desarrollo del punk. Algo que está en los orígenes musicales de las dos incorporaciones, Hucknall y Matlock. "Me siento muy identificado con The Faces y en particular con esta nueva etapa", afirma el ex Sex Pistols Glen Matlock. "Al empezar los ensayos pensamos: ¿no iremos a parecer cinco viejos tocando viejas canciones? Pero luego se nos quitó esa idea porque sentimos que nos llenaban de fuerza y que estaban vivas otra vez".

El marco de la actuación también ayudaba. Fue dentro del Millenium Dome, ahora llamado O2, donde hace un año se abrió el British Music Experience, una exposición permanente e interactiva sobre la historia de la música popular británica del siglo XX. Ahí tienen un lugar The Faces. Ahora que han salido de la vitrina, tal vez se borre el viejo punto final.

Wood (izquierda) y  Hucknall, reunidos como The Faces.
Wood (izquierda) y Hucknall, reunidos como The Faces.
De izquierda a derecha, Kenney Jones, Ron Wood, Ian McLagan, Mick Hucknall y Glen Matlock.
De izquierda a derecha, Kenney Jones, Ron Wood, Ian McLagan, Mick Hucknall y Glen Matlock.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS