Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tecnología

Japón doblega a Apple

El Gobierno nipón consigue que se devuelvan los 'ipods' defectuosos

La división de Apple en Japón ha decidido reemplazar todos los ipods nano con defectos de fábrica. Las quejas comenzaron cuando cuatro usuarios de este reproductor multimedia fueron atendidos por quemaduras leves. Además, se registraron más de 60 reclamaciones por un calentamiento inusual cuando el aparato estaba en uso.

Lo curioso es que estos reproductores se vendieron entre septiembre de 2005 y diciembre de 2006, y la decisión llega mucho tiempo después de lo que cubre una garantía habitual en la Unión Europea. Aunque inicialmente el fabricante solo iba a sustituir las baterías, han preferido satisfacer al cliente cambiando el aparato por uno nuevo tras recibir presiones del Ministerio de Comercio de Japón.

El iPod nano que se vende actualmente difiere mucho en capacidad y características de aquellos. Incluye cámara de vídeo, grabadora de audio y reproducción de vídeo en una pantalla de dos pulgadas y media. Apple insistió en que estas anomalías son "muy poco frecuentes" al tiempo que hizo responsable de este defecto a la empresa fabricante de las baterías.

"Hemos trabajado estrechamente con el Ministerio de Economía, Comercio e Industria de Japón para asegurarnos de que los usuarios del iPod nano de primera generación que están preocupados por sus baterías tengan la información más reciente", ha dicho Tom Neumayr, portavoz de Apple.

A pesar de que un estudio de Brandwatch (una compañía dedicada a gestionar la reputación de marcas en Internet) indica que Apple es la compañía más criticada en redes sociales y medios de comunicación, los consumidores de los productos de Steve Jobs valoran mucho su servicio de atención al cliente. Un ejemplo puede ser la rapidez a la hora de resolver los problemas de cobertura del teléfono iPhone 4. Decidieron enviar fundas gratis para paliar este error de diseño.

Tanto es el celo puesto por la marca de Cupertino (California) que se destituyó al vicepresidente de ingeniería de hardware, Mark Papermaster, al que se considera responsable del Antennagate, como se ha denominado en los blogs al defecto de fabricación del iPhone 4.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de agosto de 2010