Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El banquero que introdujo "innovaciones impactantes"

Feijóo avala la distinción de los 'madrigallegos' a Mario Conde

"Por cuanto hizo, hace y aún hará por el enxerguemento de nuestra tierra y para que viva con nosotros con recuerdo y amistad", reza en gallego el diploma que se entrega a cada nuevo miembro de la Enxebre Orde da Vieira, que ayer celebró su capítulo jubilar en el Hostal dos Reis Católicos de Santiago con la presencia del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

Cree la orden que entre los gallegos que han hecho mucho por la tierra está Mario Conde, de modo que sus intengrantes decidieron invitarlo este año a su sociedad. El periodista Xosé Luis Blanco ejerció de presentador y leyó una breve biografía del ex banquero -condenado por estafa a 20 años de prisión y en libertad condicional desde 2008- del que resaltó sus excelentes resultados universitarios y su paso por la empresa privada hasta llegar a Banesto donde, según Blanco, "llegó a ser presidente con innovaciones impactantes en la banca española". Después destacó, de su producción bibliográfica, los títulos Derecho penitenciario vivido y Memorias de un preso.

Feijóo calcó frases del discurso que leyó durante la visita de Aguirre

De todos los nuevos miembros de la asociación, Conde fue el más jaleado por el público, en el que se encontraba también el ex presidente de la Xunta Francisco Fernández Albor. También de forma cálida, pero menos, fue recibido el experto internacional en la investigación de ADN Ángel Carracedo. Otras nuevas adhesiones fueron las de la periodista de Telemadrid Pilar Falcón o la viceconsejera de Sanidad de Madrid, Belén Prado, que también fue conselleira de la Xunta. Feijóo felicitó personalmente a los premiados, a medida que estos iban posando con la capa peregrina ante sus compañeros.

La Orden de la Vieira surgió en los años sesenta, como una forma de reunir a los gallegos residentes en Madrid o madrigallegos. A estos se refirió Feijóo en su discurso, en el que calcó algunas de las frases que pronunció el mes pasado durante la visita a Compostela de la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre. Y puso como ejemplo a varios escritores gallegos célebres por sus obras en castellano.

La orden repartió premios antes de cerrar el acto. A su término, los asistentes se afanaron en saludar a Feijóo y Conde, cada uno por su lado. El ex convicto, sonriente, declaró que "casi siempre" está en Galicia, pero que sus proyectos empresariales se sitúan fuera. "Ya llegarán", aventuró.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de agosto de 2010