Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Internet

Luz verde al dominio .xxx

Una cifra: 10.000 millones de euros anuales. Es el negocio de la pornografía. Y un dominio: el de la triple equis. Tras haber sido rechazado tres veces en la última década, la agencia que controla las direcciones en Internet (ICANN) acaba de dar el aprobado provisional para que el .xxx sea utilizado como el sufijo para identificar las webs con contenido pornográfico.

Stuart Lawley, consejero delegado de la firma estadounidense ICM Registry, no se dio por vencido en su batalla para conseguir que el controvertido dominio se incluya en la lista de extensiones que sirven para catalogar las direcciones en Internet. Cree que de esta manera se podrá clasificar mejor el contenido que circula por la Red.

Se calcula que hay unos 370 millones de sitios dedicados a la pornografía. Son una máquina de hacer dinero -unos 2.300 euros por segundo en estos portales electrónicos.- El dominio .xxx permitirá, por tanto, a los programas de filtrado ser más efectivos para alertar a los padres sobre las webs que quieren tener alejadas de sus hijos.

La ICANN dice que examinará el caso rápidamente, con lo que Internet podría tener su propio barrio rojo en unos meses. Pero la recta final no será fácil. La solicitud debe hacer frente a la presión de los grupos religiosos y de los Gobiernos que no quieren un distrito virtual dedicado a la pornografía.

Y están los que opinan también que la triple equis no cambiará mucho las cosas, porque los portales dedicados a la pornografía seguirán operando con dominios más generales como el .com. Está además la definición de lo que se declara porno y ver si los portales que se acojan a esta extensión se ven sometidos a algún tipo de censura en la red.

Lawley cree que podría haber medio millón de sitios interesados en el sufijo, y dice que su firma recibió ya 173.500 peticiones. La gestión del dominio del porno le aportaría unos 23 millones de euros anuales. El emprendedor dice que uno de cada seis euros los destinará a iniciativas para la protección infantil. El consejo de la ICANN se reúne en octubre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de agosto de 2010