Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cerca del 20% de los militantes del PSOE de Motril se dan de baja

La marcha se produce tras la salida del partido del ex alcalde Rubiales

Casi el 20% de los militantes del PSOE de Motril, la segunda agrupación socialista en importancia de la provincia de Granada, solicitó ayer su baja del partido. Este hecho coincide con la marcha del ex delegado de la Junta de Andalucía Luis Rubiales, que fue alcalde de dicho municipio con las siglas del PSOE, y que ahora no descarta formar un nuevo partido para concurrir a las próximas elecciones municipales.

El PSOE le ha abierto un expediente disciplinario para su expulsión inmediata, que se enmarca en la crisis del PSOE motrileño, que desde hace meses dirige una gestora. La expulsión de Rubiales es una consecuencia lógica tras anunciar la creación de un nuevo partido, pero la baja de otros 82 militantes más supone un revés para los socialistas en la costa tropical, cuya principal localidad gobierna el popular Carlos Rojas.

La división interna de la agrupación local del PSOE de Motril, que tenía antes de estas bajas 424 militantes, es un conflicto que persiste desde hace décadas. El pasado mes de febrero la dirección provincial cerró su actividad para tratar de "normalizar" el asunto, después de que Rubiales planteara una moción de censura contra la ejecutiva local que no prosperó, por pocos votos, pero evidenció la falta de sintonía entre sus integrantes.

Los cambios en la dirección provincial del partido tampoco han acabado con la crisis de los socialistas motrileños. Rubiales, que fue alcalde de 1995 a 2003 y delegado de Empleo de la Junta en Granada entre 2004 y 2009, está dispuesto a crear otra formación. Le sigue gente importante del PSOE costero. No está dispuesto a ser "un militante de tercera", según sus propias palabras, y por eso renuncia. El PSOE de Granada dice que le echan.

El secretario de Organización del PSOE provincial, José Entrena, lamentó ayer la decisión y considera que Rubiales ha terminado su relación con el partido de "manera poco elegante y con intención de dañarlo actualmente". La gestora está trabajando para "normalizar" la situación y presentar un candidato a la alcaldía en septiembre, aclaró Entrena. "Ya estamos consiguiendo que nuestros militantes miren más hacia la defensa de los intereses generales de Motril que hacia los problemas internos que puedan surgir", sostuvo.

Por otro lado, la dirección provincial de IU ha amenazado con dejar de apoyar al PSOE en la Diputación de Cádiz si no toma medidas contra los concejales socialistas que la pasada semana votaron en contra de los presupuestos municipales de Conil. IU gobierna en esta ciudad gracias al respaldo del PSOE, mientras que los socialistas sustentan el gobierno provincial gracias a la formación de izquierdas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de agosto de 2010