Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Cierre del curso político

La Junta retrasa 39 obras públicas con una inversión de 850 millones

Sevilla es la provincia más afectada y acapara más de la mitad de los recortes

Los acuerdos de colaboración público y privada han salvado de la quema a las obras públicas previstas por la Junta de Andalucía para 2010. Al menos así lo cree el Gobierno andaluz. El compromiso alcanzado en el pasado mes de junio con 150 empresas y una treintena de bancos y de cajas de ahorros, que adelantarán 2.676 millones a la Junta en un año, han permitido a la consejera de Obras Públicas, Rosa Aguilar, no tener que rescindir ninguno de los contratos de adjudicación previstos, aunque sí va a tener que retrasar un total de 39 carreteras y tranvías para lograr un ahorro de 850 millones de euros en el presupuesto en vigor.

La provincia de Sevilla es, con diferencia, la más perjudicada por estos aplazamientos ya que afecta a una docena de actuaciones autonómicas previstas tanto en ferrocarriles como en carreteras, sobre todo del área metropolitana. Al menos más de la mitad (451 millones) del retraso de la inversión global (850 millones) afecta a seis conexiones ferroviarias de la provincia de Sevilla. Obras Públicas se negó a facilitar la cuantificación económica por provincias de las obras aplazadas. La consejera, Rosa Aguilar, explicó que "es evidente" que las conexiones metropolitanas de Sevilla van más avanzadas que las de otras capitales.

Aguilar: "Hablamos de reprogramación porque las obras se van a culminar"

El Gobierno andaluz cerró ayer el curso político detallando los recortes en inversión pública para este ejercicio presupuestario, casi un mes y medio después de que el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, lo anunciara en el pasado debate de la comunidad celebrado en junio. El recorte se debe a la obligatoriedad de disminuir el déficit público.

Aunque es extraño que el Ejecutivo autónomo eligiera este asunto para despedirse hasta después de las vacaciones, el compromiso de Aguilar era comparecer públicamente para explicar el tijeretazo en inversiones. En septiembre tiene previsto informar al Parlamento tanto en pleno como en comisión.

El de ayer fue el último Consejo de Gobierno celebrado en la Casa Rosa, la sede provisional del Gobierno andaluz por la rehabilitación del Palacio de San Telmo. A mediados de agosto se producirá el traslado definitivo a la sede oficial.

Aguilar siempre habló de "reprogramación" no de retrasos o recortes. "El retraso significa que no se sabe cuándo culminarán las obras; hablamos de reprogramación con la certeza de que las obras se van a hacer y se van a culminar", enfatizó.

La consejera de Obras Públicas argumentó los criterios del ajuste con tres noes: "Esta reprogramación significa no rescindir contratos, no paralizar obras y no afectar al empleo". La Junta de Andalucía tiene en la actualidad actuaciones en 96 proyectos de carreteras y 29 en ferrocarriles por un importe total de 2.152 millones de euros.

En infraestructuras viarias se retrasan con una media de siete meses un total de 15 obras, mientras que otras 18 -que no se habían iniciado aún- atrasan su comienzo entre el último trimestre del año y primeros del 2011. Aguilar no especificó cuándo. En total se pospone la construcción de 195,9 kilómetros con una inversión de 398,9 millones de euros. Casi el 71% de las actuaciones en marcha se mantienen, lo que representan 63 obras, 478 kilómetros y 583,9 millones.

En cuanto a las actuaciones ferroviarias, Obras Públicas no ha recortado en ninguno de los metros que hay en marcha como los de Málaga, Granada, el tren de la Bahía de Cádiz y el tranvía de Jaén. Todos los retrasos que se producen afectan a la provincia de Sevilla, por un importe de 451,6 millones. En total son seis actuaciones como dos tramos del tranvía de Dos Hermanas, el del Aljarafe, la conexión del tramo final del tranvía de Alcalá de Guadaíra con la Universidad Pablo de Olavide y dos tramos de la alta velocidad ferroviaria entre la estación de Santa Justa y el Túnel de los Alcores. La consejera aseguró que esta demora no afectará al AVE a Granada. También dejó en el aire la promesa electoral del PSOE de que en 2013 todas las capitales andaluzas estarán conectadas por AVE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de agosto de 2010