Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Rianxeira pone en solfa la crisis

La conservera se hace más internacional y crece en España con la marca blanca

Pocas empresas pueden presumir de que la crisis no les afecte. Y menos aún en el mundo de las conservas, atomizado por definición, con unos márgenes cada vez más estrechos. La gallega

Jealsa-Rianxeira, que controla también Conservas Escurís, viene a ser un ejemplo de internacionalización que se ha consolidado sobre un colchón imprescindible para entender su historia: la marca blanca. Fue su seña de identidad cuando nació, a principios de los sesenta, como proveedor de los grandes economatos. Y lo sigue siendo hoy, como suministrador exclusivo de atún, su fuerte, para compañías como Mercadona.

Actualmente, la empresa presidida por Jesús Alonso lleva a gala que su grupo, con unos 3.000 trabajadores y casi 400 millones de euros en ventas, acapara más de la mitad del mercado español de atún, entre marca propia y blanca. Con intereses en sectores como el textil, el eólico y el inmobiliario, los ingresos declarados solo por Jealsa-Rianxeira, la cabecera de la división de conservas, rozan los 223 millones, con un resultado de 1,8 millones en 2009. "Para nosotros no existe la crisis, en las conservas seguimos creciendo, el consumo de atún está en alza y nuestro mercado natural ya no es Galicia y España, sino Europa". "En nuestro caso", explica, "Norteamérica se está convirtiendo ahora en un área con gran crecimiento y proyección".

Factura casi 400 millones y copa más del 50% del mercado español de atún

La compañía acaba de llegar a un acuerdo con el gigante de la distribución

Wall-Mart y se ha establecido en California, "desde donde creceremos también en mercados como México y Canadá". Y no se trata de que la internacionalización del grupo con sede en Boiro (A Coruña) sea cosa de un día. La compañía exporta a Francia, Italia y Reino Unido, tiene proyectos con socios locales en El Aaiún y acaba de abrir oficina en Brasil, "adonde proveemos de sardina desde nuestras plantas de Marruecos, de mariscos desde nuestra filial en Chile y atún desde la fábrica de Guatemala", explica Alonso.

Jealsa es interproveedor único de Mercadona para su marca Hacendado, "lo que, unido a nuestras referencias propias, suma más del 50% del atún que se consume en España", defiende el presidente de la compañía, eterno competidor de otro grupo con sede en A Coruña, Conservas Calvo . "Siempre hemos mantenido una línea muy definida: el mejor producto al mejor precio", arguye desde su despacho en Boiro. Con ochenta años cumplidos el pasado diciembre, Alonso es uno de los patriarcas de las conservas, un sector que define como en permanente "sobredimensionamiento, tanto en España como en Galicia". "Lo cierto", barrunta, "es que ya no hay sitio para todos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de agosto de 2010