Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP eleva a 117 millones las pérdidas por las ayudas en VPO

El PP cifró ayer en 117 millones de euros las pérdidas que la comunidad sufrirá por la decisión del Gobierno central de eliminar a partir de 2011 las ayudas directas a los compradores y promotores de viviendas de VPO. "Es un acoso a las clases más desfavorecidas y una grave sangría en el sector, por lo que el Pacto Andaluz hoy está muerto", subrayó ayer la portavoz de Vivienda del PP andaluz, Alicia Martínez. La Junta ya mostró su rechazo radical a la medida y aparcó las cuestiones de partido con el Gobierno central.

Mientras que el Ejecutivo andaluz cifró las pérdidas en 100 millones, Martínez estimó que los recortes en las ayudas del Ministerio serán de 117 millones al año y afectarán a 15.000 viviendas protegidas. A esa pérdida le suma el PP el impacto indirecto negativo de 1.200 millones que supondrá en el sector, junto a 4.000 millones de recortes en la inversión pública -2.000 millones de la Junta y otros 2.000 millones del Ministerio de Fomento-. Además del efecto sobre el empleo, ya que afectará a 50.000 puestos de trabajo según la patronal o 40.000 según los sindicatos.

La portavoz parlamentaria de Vivienda del PP aseguró que la supresión de ayudas para "las familias más necesitadas" afectará a 10.000 pisos y a razón de 8.000 euros de media, supondrá la pérdida de 80 millones para Andalucía. Martínez añadió que la reducción en un 40% de las ayudas al alquiler afectarán a 2.435 casas a 250 euros por metro cuadrado útil, con 25 millones de recorte.

Alternativas de la Junta

Mientras, la consejera de Presidencia, Mar Moreno, afirmó que la Junta mantiene su apuesta por las ayudas para las VPO. Tras la discrepancia con el Gobierno central, Moreno anunció que la Consejería de Obras Públicas y Vivienda se reunirá el próximo septiembre con el Ministerio de Vivienda para "abordar soluciones alternativas" a los recortes anunciados por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

La Junta mantendrá entonces dicha comisión bilateral con el Ministerio de Vivienda "para abordar el impacto que puedan tener las medidas del Gobierno de España sobre los planes en materia de vivienda en Andalucía" y estudiar "soluciones alternativas". La portavoz del Gobierno andaluz afirmó que no dan el tema por cerrado por su compromiso "con el alquiler y la rehabilitación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de agosto de 2010