Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL PARLAMENTO CATALÁN PROHÍBE POR 68 VOTOS CONTRA 55 LAS CORRIDAS A PARTIR DE 2012

Cataluña da la puntilla a los toros

La decisión levanta encendidas pasiones por toda España - El PP promoverá una ley para evitar más vetos normativos - Montilla votó en contra de la prohibición

Los pronósticos se cumplieron y el Parlamento de Cataluña aprobó ayer la abolición de las corridas de toros a partir de 2012. El resultado de la histórica votación, en la que ganó el a la prohibición por 68 voces a favor, 55 en contra y 9 abstenciones, provocó un inmediato chaparrón de reacciones en la sociedad catalana -más sensible ahora tras la reciente sentencia contra el Estatuto-, en la española en general y hasta en el extranjero. Entre los enemigos de la fiesta y defensores de las tesis animalistas, partidarios de poner fin a lo que consideran maltrato a los toros, se desató la euforia. Al otro lado, los partidarios de las corridas mostraron su indignación ante lo que califican de acto liberticida teñido más de política que de razones humanitarias. El presidente de la Generalitat, José Montilla, votó en contra por creer "en la libertad". El líder del PP, Mariano Rajoy, convirtió la guerra de los toros en objeto de debate político nacional, al anunciar que trasladará la cuestión al Congreso.

MÁS INFORMACIÓN

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de julio de 2010