Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Este juzgado es una ruina

Las instalaciones judiciales de Dénia, Benidorm y La Vila Joiosa carecen de los más elementales medios para sus empleados

"Me he ido a mi casa al aseo. Si tienen alguna necesidad, el bar más cerca está enfrente", reza un cartel a la entrada de los juzgados de La Vila Joiosa, en el centro de la ciudad, para escenificar la esperpéntica realidad de su Palau de Justicia. Más de 30 grados en la mayoría de estancias, ventiladores por doquier, ausencia de papel de oficio para trámites ordinarios y problemas con los medios materiales del archivo o con el equipamiento técnico, que no admite la posibilidad de trabajar con varios programas a la vez, son la realidad diaria en los juzgados de Dénia, Benidorm y La Vila Joiosa. La empresa asturiana de artes gráficas que provee a los juzgados valencianos ha cortado el suministro, y así sucesivamente.

La limpieza se hace sin detergentes y no hay papel higiénico ni bolsas de basura

"Empieza a haber un problema de higiene, que puede acabar siendo sanitario", dice Diego Beltrán, delegado sindical de CC OO. Y para evitar males mayores, los funcionarios han comenzado a hacer derramas con las que consiguen comprar papel higiénico y productos que luego proporcionan al personal encargado de la limpieza, huérfano de cualquier otra cosa que no sea el agua corriente como consecuencia de los impagos de la consejería a la empresa subcontratada para realizar las tareas diarias. Los funcionaros han llegado a sacar las bolsas de basura.

Funcionarios, jueces y sindicatos han puesto límite a la situación de los juzgados de las dos Marinas: los de Dénia, Benidorm y La Vila Joiosa. CC OO ha presentado un escrito de denuncia en la Inspección de Trabajo, la Consejería de Sanidad, el ministerio del ramo y la Dirección General de Justicia que pone de manifiesto las deficiencias de seguridad y salud de estas tres sedes judiciales alicantinas, "aunque la situación es extrapolable y ha sido denunciada públicamente en otras ciudades de la Comunidad Valenciana, como Valencia o Elche", según explica Beltrán.

El texto de la denuncia lo dice todo. "Las deficiencias comenzaron con la falta de material fungible para limpieza, que comenzó a realizarse exclusivamente con agua. A la ausencia de detergentes se ha unido la falta de reposición de papel higiénico y bolsas de basura en las papeleras y, últimamente, en las ubicadas en los aseos". Y sigue: "La acumulación de desperdicios está siendo continua y proporcional a la acumulación de olores, agravado por la circunstancia de que el 90% de estas estancias judiciales carece de aire acondicionado o no funciona".El comité de Seguridad y Salud de los juzgados, que agrupa a los sindicatos y la Consejería de Justicia, se reunió hace tres semanas, aunque los representantes sindicales llevan desde marzo reclamando que se resuelva esta situación. "Esta situación ha sido expuesta reiteradamente desde que comenzaron las deficiencias descritas, sin que se haya adoptado medida alguna", denuncia CC OO.

UGT ha convocado para mañana una pitada y una concentración de 10 minutos a las puertas de los juzgados de Benidorm para protestar por la obsolescencia del sistema informático de la sede, la temperatura en las oficinas, la falta de formación de los trabajadores y la carencia de medios materiales, como el papel o los propios de la gestión de la oficina.

Los problemas presupuestarios de la consejería afectan incluso a los vigilantes, miembros de la Guardia Civil. Algunos de ellos todavía van con el pantalón de invierno porque no se les suministra equipamiento adecuado para esta época del año. Y los pequeños proveedores de los juzgados han cortado el suministro, dado que no cobran las facturas atrasadas.

Protestas generalizadas

Las protestas van camino de generalizarse. Los empleados de Clece, SA, que lleva el servicio de limpieza de los juzgados de Elx, han denunciado que la consejería no paga desde hace dos años los servicios que prestan y que, en consecuencia, esta mercantil hace cinco meses que se retrasa en el pago de las nóminas de sus trabajadores. En la misma situación se encuentran los empleados de la sede de Dénia. Además, los juzgados han sido obligados a abastecerse de papel en blanco para hacer fotocopias del papel de oficio de los presupuestos trimestrales que se destinaban a otras necesidades.

Pero los problemas no complican únicamente el día a día de este colectivo de trabajadores. La precaria situación presupuestaria que atraviesa la Consejería de Justicia ha afectado también a los jueces y los abogados que cubren el turno de oficio. El 60,1% de los titulares judiciales secundó una huelga de la Administración de Justicia en el año 2009, que luego se tradujo en otra huelga de celo, realizada en febrero del año pasado. Mientras, los letrados del turno de oficio, que ahora están al día en la percepción de sus servicios, llegaron a cobrar con seis meses de retraso, lo que se tradujo en diferentes manifestaciones en Valencia, Dénia o L'Alfàs del Pi.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de julio de 2010